Insight Article Desktop Banner
 
 
2020 Outlook
  •  
noviembre 30, 2019
El menor crecimiento se fundamenta en “las 4 Ds"
Insight Video Mobile Banner
 
noviembre 30, 2019

El menor crecimiento se fundamenta en “las 4 Ds"


2020 Outlook

El menor crecimiento se fundamenta en “las 4 Ds"

Share Icon

noviembre 30, 2019

 
 

No creemos que nuestra perspectiva para 2020 sea alcista o bajista, sino simplemente realista. Gira en torno al reconocimiento de que el milagro económico posterior a la guerra ha llegado a su fin, los factores que lo favorecieron ya se han materializado y todos los países deben rebajar sus ambiciones de crecimiento.

 
 

En las primeras décadas tras la II Guerra Mundial, el crecimiento se vio impulsado por el auge de la natalidad y el aumento de la productividad. Cuando el crecimiento de la población y la productividad comenzó a ralentizarse ligeramente en torno a 1980, surgieron dos nuevos factores impulsores del crecimiento: deuda y globalización. Después de que los bancos centrales batieran la inflación, comenzaron a rebajar los tipos y la deuda global empezó a crecer tres veces más rápidamente que la economía global. A medida que los países comenzaron a abrir sus fronteras a los flujos de bienes, capitales y personas, comenzó la globalización, brindando otro enorme empuje al crecimiento.

Posteriormente, llegó la sacudida de la crisis financiera global en 2008. Los flujos transfronterizos de personas se estancaron, los flujos de bienes comenzaron a contraerse y los flujos de capitales se desplomaron, al ceder los bancos centrales hasta sus propias fronteras. En parte, por la ralentización de la globalización, reduciéndose, pues, la competencia, y porque buena parte de la deuda mundial amasada (en la actualidad, más del 300% del PIB global1) se había destinado a inversiones improductivas, el crecimiento de la productividad laboral global cayó de una tasa media anual del 2,5% entre mediados de la década de 1960 y 2008 a menos de un 1% en los años transcurridos desde entonces (véase el Gráfico 1).2

 
 
 
Gráfico 1 : El crecimiento de la productividad siguió cayendo después de 2008
 

Fuente : OCDE, crecimiento de la productividad laboral de los países de la OCDE

 
 

Al mismo tiempo, por razones que nada tenían que ver con la crisis de 2008, el prolongado descenso de las tasas de natalidad comenzaba a reducir la población activa de los países. Entre 1950 y 2008, el crecimiento anual de la población mundial en edad de trabajar promedió en torno al 2%; desde entonces, la media se ha situado apenas en el 1% (véase el Gráfico 2).3 Un menor número de trabajadores se traduce directamente en un crecimiento económico más bajo. El número de países en que desciende la población en edad de trabajar se ha disparado de 2 en 1985 a 46 en la actualidad4, incluidas grandes potencias, como Alemania, Japón, China y Rusia, y va camino de doblarse hasta cerca de 903 en las próximas décadas.

 
 
 
Gráfico 2 : El crecimiento de la población en edad de trabajar se desplomó en torno a 2008
 

Fuente : Naciones Unidas, a 31 de diciembre de 2018.“Población en edad de trabajar” se refiere a personas con edades comprendidas entre los 15 años y los 64 años. Forecasts are subject to change and may not come to fruition.

 
 

De cara a 2020, los líderes deben ser conscientes de que vivimos en una economía mundial ralentizada marcadamente por “las 4 Ds": despoblación, descenso de la productividad, desglobalización y deuda. La tasa media de crecimiento mundial durante las décadas del milagro tras la guerra fue del 4%, si bien actualmente su potencial es inferior al 3%.5

Algunos países que todavía combinan crecimiento poblacional, alza de la productividad, expansión comercial o solidez de su mercado nacional y deuda escasa evolucionarán relativamente bien en la era de “las 4 Ds". Algunos de los posibles ganadores para 2020 son Indonesia, Filipinas, México y Brasil, que, por diferentes razones, son relativamente inmunes a la despoblación, la desglobalización y la carga global de la deuda. En la esfera desarrollada, Alemania y Países Bajos se muestran comparativamente robustos.

Sin embargo, ningún país rico o pobre puede sostener las tasas de crecimiento del milagro tras la guerra cuando el resto de la economía se ralentiza en torno a él. Al descender con fuerza el potencial de crecimiento del mundo, todas las clases de países deben restablecer sus ambiciones a un nivel más realista. Países pobres como India todavía logran crecer al 7%, si bien es de esperar que rebajen su crecimiento al 5%. Países de rentas medias como China todavía aspiran a crecer por encima del 5%, si bien entre el 3% y el 4% parece una meta más realista. Países ricos como Estados Unidos deben comprender que un 1% o un 2% es la nueva norma.

El riesgo radica en que numerosos políticos todavía luchan por regresar a las tasas de crecimiento de la era del milagro, elevando el gasto y la deuda.No pueden forzar que las economías crezcan por encima de su potencial durante mucho tiempo, por lo que están abocados al fracaso.Mejor será reconocer la realidad del mundo de “las 4 Ds" en 2020.

 
 

1 Michael Roscoe, Reserva Federal, BPI, Economist, último punto de datos, segundo trimestre de 2018; fuente:IIF

2 OCDE, crecimiento de la productividad laboral de los países de la OCDE.

3 Naciones Unidas, a 31 de diciembre de 2018.“Población en edad de trabajar” se refiere a personas con edades comprendidas entre los 15 años y los 64 años.Las previsiones pueden cambiar y no llegar a materializarse.

4 Datos de la División de Población de las Naciones Unidas, análisis de mercados emergentes de MSIM a 31 de diciembre de 2017 (los datos de las Naciones Unidas incluyen proyecciones). Las previsiones/estimaciones se basan en las condiciones de mercado vigentes, están sujetas a cambios y podrían no llegar a materializarse.

5 Banco Mundial, Naciones Unidas.Datos de 2018.

 
 

Consideraciones sobre riesgos

No existe garantía de que una cartera vaya a alcanzar su objetivo de inversión.Las carteras están sujetas al riesgo de mercado, que es la posibilidad de que bajen los valores de mercado de los títulos que posee la cartera.En consecuencia, usted puede perder dinero invirtiendo.Tenga en cuenta que esta cartera puede estar sujeta a determinados riesgos adicionales.En general, los valores de los títulos de renta variable también fluctúan en respuesta a actividades propias de una compañía.Las inversiones en mercados extranjeros comportan riesgos específicos, como, por ejemplo, de divisa, políticos, económicos, de mercado y de liquidez.Los riesgos de invertir en países de mercados emergentes son mayores que los riesgos asociados en general a inversiones en países desarrollados extranjeros.Las acciones de compañías de pequeña capitalización entrañan riesgos específicos, como una limitación de líneas de productos, mercados y recursos financieros y una volatilidad de mercado mayor que los títulos de compañías más grandes y consolidadas. Los instrumentos derivados pueden ser ilíquidos, podrían incrementar las pérdidas de forma desproporcionada e imprimir un efecto negativo potencialmente amplio en la rentabilidad de la cartera. Los títulos ilíquidos pueden ser más difíciles de vender y de valorar que los que se negocian en mercados organizados (riesgo de liquidez). Las carteras no diversificadas a menudo invierten en un número más reducido de emisores. En consecuencia, los cambios en la situación financiera o el valor de mercado de un solo emisor pueden causar una mayor volatilidad.

 

 
 
 
The Global Emerging Markets team bases its investment philosophy on proprietary research that shows how both country-level and stock-specific factors can drive risks and returns in emerging markets.
 
 
 
 
 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Los puntos de vista y las opiniones pertenecen al autor en la fecha de publicación, podrán variar en cualquier momento debido a las condiciones del mercado o económicas y podrían no llegar a materializarse.Además, tales puntos de vista no se actualizarán o revisarán de otro modo para recoger la información disponible, las circunstancias existentes o los cambios que se produzcan después de la fecha de publicación. Los puntos de vista expresados no reflejan los de todos los gestores de carteras de Morgan Stanley Investment Management (MSIM) ni los de la compañía en conjunto y podrían no plasmarse en todos los productos y las estrategias que ofrece.

Las previsiones y/o las estimaciones que se facilitan en este documento pueden variar y no llegar a materializarse. La información relativa a rentabilidades de mercado previstas y perspectivas de mercado se basa en los estudios, los análisis y las opiniones de los autores. Estas conclusiones son de naturaleza especulativa, pueden no llegar a materializarse y no pretenden predecir la rentabilidad de ningún producto específico de MSIM.

Algunos de los datos que aquí se incluyen se basan en información obtenida de terceros considerados fiables.Sin embargo, no hemos verificado dicha información, por lo que no formulamos declaración alguna con respecto a su precisión o su integridad.

Este documento es una comunicación general que no es imparcial y que se ha elaborado exclusivamente a efectos ilustrativos y formativos y no constituye una oferta ni una recomendación para comprar o vender títulos concretos ni para adoptar una estrategia de inversión determinada.La información que figura en este documento no se ha elaborado atendiendo a las circunstancias particulares de ningún cliente y no constituye asesoramiento de inversión ni debe interpretarse en forma alguna como asesoramiento fiscal, contable, jurídico o regulatorio. Por consiguiente, antes de tomar una decisión de inversión, los inversores deben consultar a un asesor jurídico y financiero independiente para que les informe, entre otros aspectos, de las consecuencias fiscales de dicha inversión.

La rentabilidad pasada no es garantía de resultados futuros.

Esta comunicación no es un producto del departamento de análisis de Morgan Stanley y no debe considerarse una recomendación basada en análisis. La información recogida en este documento no se ha elaborado de conformidad con los requisitos legales establecidos para promover la independencia del análisis de inversiones y no está sujeta a ninguna prohibición de contratación antes de la difusión del análisis de inversiones.

No existen garantías de que una estrategia de inversión vaya a funcionar en todas las condiciones de mercado, por lo que cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente en periodos de retrocesos en el mercado.Antes de invertir, los inversores deben consultar minuciosamente el documento de oferta correspondiente de la estrategia o del producto.Hay diferencias importantes en la forma de ejecutar la estrategia en cada uno de los vehículos de inversión.

DISTRIBUCIÓN

Esta comunicación se dirige exclusivamente a personas que residen en jurisdicciones donde la distribución o la disponibilidad de la información que aquí se recoge no vulneran las leyes o los reglamentos locales y solo se distribuirá entre estas personas.

Irlanda: Morgan Stanley Investment Management (Ireland) Limited.Domicilio social: The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson's Quay, Dublín 2 (Irlanda).Inscrita en Irlanda con el número de sociedad 616662.

Regulada por el Banco Central de Irlanda.

Reino Unido: Morgan Stanley Investment Management Limited está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera. Inscrita en Inglaterra.Número de registro:  1981121.Domicilio social: 25 Cabot Square, Canary Wharf, Londres E14 4QA, autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera.

Dubái: Morgan Stanley Investment Management Limited (Representative Office, Unit Precinct 3-7th Floor-Unit 701 and 702, Level 7, Gate Precinct Building 3, Dubai International Financial Centre, Dubái, 506501 (Emiratos Árabes Unidos). Teléfono:  +97 (0)14 709 7158).

Alemania: Morgan Stanley Investment Management Limited Niederlassung Deutschland, Grosse Gallusstrasse 18, 60312 Fráncfort del Meno (Alemania) (Gattung:  Zweigniederlassung [FDI] gem. § 53b KWG).

Italia: Morgan Stanley Investment Management Limited, Milan Branch (Sede Secondaria di Milano) es una sucursal de Morgan Stanley Investment Management Limited, sociedad inscrita en el Reino Unido, autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera y con domicilio social en 25 Cabot Square, Canary Wharf, Londres, E14 4QA. Morgan Stanley Investment Management Limited Milan Branch (Sede Secondaria di Milano), con sede en Palazzo Serbelloni, Corso Venezia, 16, 20121 Milán (Italia), se encuentra inscrita en Italia con el número de sociedad y de IVA 08829360968.

Países Bajos: Morgan Stanley Investment Management, Rembrandt Tower, 11th floor, Amstelplein 1, 1096HA (Países Bajos).Teléfono: 31 2-0462-1300. Morgan Stanley Investment Management es una sucursal de Morgan Stanley Investment Management Limited.Morgan Stanley Investment Management Limited está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido.

Suiza:  Morgan Stanley & Co. International plc, London, Zurich Branch. Autorizada y regulada por la Eidgenössische Finanzmarktaufsicht (“FINMA”). Inscrita en el registro mercantil de Zúrich con el número CHE-115.415.770.Domicilio social: Beethovenstrasse 33, 8002 Zúrich (Suiza). Teléfono +41 (0) 44 588 1000.Fax: +41(0) 44 588 1074.

Estados Unidos: Una cuenta gestionada por separado podría no ser adecuada para todos los inversores. Las cuentas gestionadas por separado según la estrategia incluyen diversos títulos y no reproducirán necesariamente la rentabilidad de un índice. Antes de invertir, estudie minuciosamente los objetivos de inversión, los riesgos y las comisiones de la estrategia.Se requiere un nivel mínimo de activos. Para conocer información importante sobre el gestor de inversiones, consulte la parte 2 del formulario ADV.

Antes de invertir, estudie minuciosamente los objetivos de inversión, los riesgos, las comisiones y los gastos de los fondos.

En los folletos, figuran esta y otra información sobre los fondos.

Para obtener un ejemplar del folleto, descárguelo en morganstanley.com/im o llame al 1-800-548-7786.

Lea el folleto detenidamente antes de invertir.

Morgan Stanley Distribution, Inc. actúa como distribuidor de los fondos de Morgan Stanley.

SIN SEGURO DE LA FDIC | SIN GARANTÍA BANCARIA | POSIBLES PÉRDIDAS DE VALOR | SIN LA GARANTÍA DE NINGUNA AGENCIA DEL GOBIERNO FEDERAL | NO ES UN DEPÓSITO BANCARIO

Hong Kong: Este documento lo emite Morgan Stanley Asia Limited para utilizarse en Hong Kong y únicamente podrá facilitarse a “inversores profesionales”, según se define este término en la Ordenanza de valores y futuros (Securities and Futures Ordinance) de Hong Kong (capítulo 571).El contenido de este documento no lo ha revisado la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong. En consecuencia, salvo en casos de exención conforme a la legislación pertinente, este documento no podrá emitirse, facilitarse, distribuirse, dirigirse ni ofrecerse al público en Hong Kong.

Singapur: Esta publicación no debe considerarse una invitación de suscripción o adquisición, directa o indirectamente, dirigida al público o a cualquier persona concreta de este en Singapur, salvo a (i) inversores institucionales conforme al artículo 304 del capítulo 289 de la Ley de valores y futuros (Securities and Futures Act, “SFA”) de Singapur, (ii) a “personas relevantes” (incluidos inversores acreditados) de conformidad con el artículo 305 de la SFA, y de acuerdo con las condiciones especificadas en el artículo 305 de la SFA, o (iii) de otro modo de conformidad y de acuerdo con las condiciones de cualquier otra disposición aplicable de la SFA.Concretamente, no podrán ofrecerse al público minorista participaciones de fondos de inversión no autorizados o reconocidos por la Autoridad Monetaria de Singapur. Ningún documento escrito dirigido a cualquiera de las personas citadas anteriormente en relación con una oferta constituye un folleto, según la definición que se le atribuye a este término en la SFA, por lo que no rigen las disposiciones de la SFA sobre responsabilidad legal en relación con el contenido de folletos. Además, los inversores deben analizar minuciosamente si la inversión es o no apta para ellos.La Autoridad Monetaria de Singapur no ha revisado esta publicación.

Australia: Esta publicación la distribuye en Australia Morgan Stanley Investment Management (Australia) Pty Limited, ACN: 122040037, AFSL n.º 314182, que acepta la responsabilidad de su contenido.Esta publicación y cualquier acceso a ella están dirigidos exclusivamente a “clientes mayoristas”, según el significado que se le atribuye a este término en la Ley de sociedades (Corporations Act) de Australia.

Japón: En el caso de los inversores profesionales, este documento se facilita o se distribuye solo con fines informativos.En el caso de aquellas personas que no sean inversores profesionales, este documento se distribuye en relación con el negocio de Morgan Stanley Investment Management (Japan) Co., Ltd. (“MSIMJ”) con respecto a contratos de gestión discrecional de inversiones y contratos de asesoramiento de inversiones.Este documento no se concibe como una recomendación o una invitación para llevar a cabo operaciones ni ofrece ningún instrumento financiero concreto.En virtud de un contrato de gestión de inversiones, con respecto a la gestión de activos de un cliente, el cliente ordena políticas de gestión básicas por adelantado y encarga a MSIMJ que tome todas las decisiones de inversión con base en un análisis del valor de los títulos, entre otros factores, y MSIMJ acepta dicho encargo.El cliente deberá delegar en MSIMJ las facultades necesarias para realizar inversiones.MSIMJ ejerce las facultades delegadas con base en las decisiones de inversión de MSIMJ y el cliente se abstendrá de emitir instrucciones concretas.Todos los beneficios y las pérdidas de inversión pertenecen a los clientes; el capital principal no está garantizado.Antes de invertir, estudie los objetivos de inversión y la naturaleza de los riesgos.Se aplicará una comisión de asesoramiento de inversiones por contratos de asesoramiento de inversiones o contratos de gestión de inversiones, en proporción al plazo del contrato y en función de la cantidad de activos objeto del contrato, multiplicada por cierto tipo (como máximo, del 2,20% anual, impuestos incluidos).En el caso de algunas estrategias, puede aplicarse una comisión de contingencia, además de la comisión que se menciona anteriormente.También puede incurrirse en gastos indirectos, como comisiones de intermediación de valores registrados.Dado que estos gastos y comisiones varían en función del contrato y otros factores, MSIMJ no puede indicar los tipos, los límites máximos, etc. por adelantado.Todos los clientes deben leer minuciosamente los documentos que se facilitan antes de la suscripción de un contrato antes de formalizarlo.Este documento lo distribuye en Japón MSIMJ, sociedad inscrita con el número 410 (Dirección de la oficina financiera local de Kanto [sociedades de instrumentos financieros]), afiliación:  Japan Securities Dealers Association, Investment Trusts Association, Japan, Japan Investment Advisers Association y Type II Financial Instruments Firms Association.

INFORMACIÓN IMPORTANTE

EMEA: Esta comunicación comercial la emite Morgan Stanley Investment Management Limited (“MSIM”).Autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera.Inscrita en Inglaterra con el número 1981121.Domicilio social: 25 Cabot Square, Canary Wharf, Londres E14 4QA.

Los diagramas y los gráficos que se recogen en este documento se proporcionan con fines meramente ilustrativos.

La información incluida en esta comunicación no constituye una recomendación basada en análisis ni “análisis de inversiones” y se considera una “comunicación comercial” de conformidad con las disposiciones reglamentarias europeas o suizas aplicables.Esto significa que esta comunicación comercial (a) no se ha elaborado de conformidad con los requisitos legales establecidos para promover la independencia del análisis de inversiones y (b) no está sujeta a ninguna prohibición de contratación antes de la difusión del análisis de inversiones.

MSIM no ha autorizado a intermediarios financieros a utilizar o distribuir este documento, salvo que dichas utilización y distribución se lleven a cabo de conformidad con las leyes y los reglamentos aplicables.Además, los intermediarios financieros deberán comprobar por sí mismos que la información recogida en este documento es adecuada para las personas destinatarias, teniendo en cuenta sus circunstancias y sus objetivos.MSIM no será responsable del uso o el uso inapropiado de este documento por cualesquiera tales intermediarios financieros y declina toda responsabilidad al respecto.

No podrá reproducirse, copiarse o transmitirse la totalidad o parte de este documento y tampoco podrá divulgarse su contenido a terceros sin el consentimiento expreso por escrito de MSIM Ireland.

Toda la información que figura en este documento es propia y cuenta con la protección de la legislación sobre derechos de autor.

Morgan Stanley Investment Management es la división de gestión de activos de Morgan Stanley.

 

Es importante que los usuarios lean las Condiciones de uso antes de proceder, ya que explican ciertas restricciones legales y reglamentarias aplicables a la difusión de la información relativa a los productos de inversión de Morgan Stanley Investment Management.

Los servicios descritos en este sitio web pueden no estar disponibles en todas las jurisdicciones o para todas las personas. Para obtener más información, consulte nuestras Condiciones de uso.


Privacidad    •    Condiciones de uso

©  Morgan Stanley. Reservados todos los derechos.