Insight Article Desktop Banner
 
 
Global Equity Observer
  •  
agosto 22, 2022

Voto delegado: un impulso para avanzar

Insight Video Mobile Banner
 
agosto 22, 2022

Voto delegado: un impulso para avanzar


Global Equity Observer

Voto delegado: un impulso para avanzar

Share Icon

agosto 22, 2022

 
 

Como inversores a largo plazo, valoramos el papel que puede desempeñar el voto delegado para mejorar la rentabilidad de la inversión a largo plazo, así como el mayor interés de los consejos de administración y los equipos directivos por este asunto. Por tanto, nunca nos hemos planteado externalizar la delegación del voto.

 
 
"
Para nosotros, el voto delegado en nombre de nuestros clientes constituye un importante privilegio y una responsabilidad que nos tomamos muy en serio.
 
 
 

Desde que comenzamos a gestionar, nuestros gestores de carteras han tratado de votar de forma prudente y diligente, y en aras de los intereses de nuestros clientes, siempre conforme al objetivo de potenciar la rentabilidad de la inversión a largo plazo. Nuestros votos delegados tienen que ver principalmente con cuestiones de gobierno corporativo, como los incentivos para el equipo directivo y los nombramientos de consejeros. También valoramos caso por caso el sentido de nuestro voto para propuestas sobre cuestiones sociales y medioambientales determinando la relevancia de los asuntos indicados en la propuesta y sus posibles efectos. Por lo general, respaldamos propuestas que, de implementarse, favorecerían la comunicación de información de utilidad o mejorarían las prácticas de gestión.

La evolución hacia un capitalismo de múltiples partes interesadas, el endurecimiento de los requisitos de los códigos de administración, el mayor número de signatarios de los Principios para la Inversión Responsable (PRI) de las Naciones Unidas y el aumento de flujos de capitales hacia fondos sostenibles han propiciado un cambio sustancial en el comportamiento de voto de los propietarios de compañías cotizadas en los últimos veinte años. El Foro sobre gobierno corporativo de la Escuela de Derecho de Harvard considera que esta mayor supervisión del gobierno corporativo constituye un acto casi revolucionario: "ha permitido que el voto delegado forme parte del diálogo entra las compañías y sus accionistas... el voto ya no es solo un requisito de cumplimiento normativo"1.

En consecuencia, las consideraciones ESG (medioambientales, sociales y de gobierno) y la transparencia con respecto a la postura en determinados asuntos han adquirido ahora mayor importancia para las compañías y sus partes interesadas. Según Broadridge, líder en servicios de voto delegado2, “las expectativas de que las compañías se tomarán en serio cuestiones que van desde el cambio climático hasta la injusticia racial nunca habían sido tan altas”. Durante los cinco años anteriores a 2021, el apoyo a las resoluciones de los accionistas no dejó de crecer, pasando del 34% en 2017 al 40% en 20212 . Numerosas propuestas de los accionistas no se han quedado solo en palabras; por ejemplo, la iniciativa "Say on Climate" de Children's Investment Fund ha arraigado con suma rapidez.

Batiendo récords en 2022

La temporada de voto delegado en Estados Unidos de 2022 se ha cerrado con la presentación récord de 924 propuestas de accionistas, cifra que supera con creces la del extraordinario 20213. Por ejemplo, una gran compañía tecnológica estadounidense ha recibido nada menos que 17 resoluciones de accionistas en su junta general de accionistas de 2022. Esta temporada de voto ha sido especialmente activa en lo que se refiere a cuestiones ESG, y, por primera vez, varias propuestas de índole social han recibido un fuerte apoyo, incluidas las relacionadas con la igualdad racial, el acoso sexual y la igualdad salarial entre hombres y mujeres2 . Cabe señalar que el apoyo mayoritario ha sido más moderado este año, especialmente para propuestas medioambientales que se consideraban excesivamente prescriptivas4 .

Otros cambios están en curso. Antes de que la legislación relativa al voto sobre inversiones de índices se presentara al Senado estadounidense el pasado mes de mayo, una compañía internacional de inversión generó titulares al ofrecer el llamado "pass-through vote" a clientes institucionales en algunas de sus estrategias de índices. Por tanto, no solo están aumentando las exigencias a las compañías, sino que ya no son exclusivamente los grandes gestores pasivos los que tienen voz.

Superar los obstáculos

A pesar de los grandes avances en el sector que hemos comentado, sigue habiendo dificultades en lo que respecta al voto.

En primer lugar, a menudo hay un déficit de información. Puede que los equipos directivos no divulguen toda la información necesaria para votar con fundamento. Por ello, creemos firmemente en el doble papel que desempeñan la implicación activa y el voto. Como gestores fundamentales que gestionan carteras concentradas y representan importantes activos de clientes, tenemos la suerte de tener un acceso a los equipos directivos de las compañías mejor que la media de nuestro sector. Estamos bien posicionados para forjar relaciones a largo plazo con las compañías en las que invertimos y nuestros gestores de carteras mantienen un diálogo constructivo con ellas a lo largo de los años. Generalmente tenemos la oportunidad de estudiar la agenda de voto delegado con las compañías antes de las juntas generales de accionistas, a veces a petición de ellas. 

A menudo se nos solicita que aportemos nuestros comentarios sobre los planes de remuneración. En el caso de una compañía anglo-neerlandesa de productos de consumo que tenemos en cartera, llevábamos tiempo implicándonos con ellos sobre la remuneración de los directivos y votamos en contra de su retribución cuando constatamos que no se había progresado lo suficiente. Les instamos a dejar de utilizar objetivos de beneficios por acción, una ratio que no nos gusta, ya que puede favorecer una mentalidad cortoplacista, incluidas compras apalancadas que podrían no servir a los intereses de los accionistas. También presionamos para reducir la cantidad de la remuneración tras una caída de los beneficios. Nos complace constatar que la remuneración total se ha reducido un 35% este año, que la compañía ha dejado de utilizar objetivos de beneficios por acción y que ahora incluye incentivos alineados con cuestiones ESG, tal y como habíamos solicitado.  

También se nos consulta sobre cuestiones que podrían afectar a las rentabilidades de los accionistas a largo plazo, dado que las compañías se enfrentan a la perspectiva de tener que pagar por las externalidades de sus negocios. Por ejemplo, mantuvimos un diálogo exhaustivo con una multinacional estadounidense de productos de consumo sobre la sostenibilidad de los bosques y su enfoque con respecto a la fabricación de pañuelos y toallitas de papel antes de una resolución de los accionistas sobre este asunto. Aunque nos sentimos animados por el compromiso de mejorar que manifestó la compañía, nuestra implicación nos ha proporcionado una opinión fundamentada y hemos votado a favor de la resolución para exigir una mayor divulgación de información sobre la deforestación. 

El segundo problema es que las resoluciones deben ser debidamente examinadas, ya que es muy importante que estén redactadas con un lenguaje preciso. Esto es especialmente relevante en el caso de las propuestas de los accionistas. Por ejemplo, a principios de este año, una propuesta de accionistas instaba a una multinacional de dispositivos médicos a informar sobre la resistencia a los antibióticos. En nuestra conversación previa a la junta general de accionistas descubrimos que la compañía no tiene una exposición significativa a los antibióticos, de manera que la propuesta era innecesaria. Por tanto, votamos en contra de ella.

En tercer lugar, una titularidad difusa puede, en la práctica, dificultar que el cambio se lleve a efecto a través del voto. Somos un equipo con buenos recursos, lo que permite a nuestros gestores de carteras entablar una implicación directa y ejercer el voto delegado. En algunos casos puede resultar útil colaborar en temas concretos. Por ejemplo, actualmente colaboramos con FAIRR, una importante organización no gubernamental dedicada a la implicación colaborativa que se centra en la sostenibilidad del sistema alimentario. 

¿En qué puede influir el voto?

¿Qué clase de masa crítica se necesita para impulsar el cambio? El porcentaje de votos a favor de los equipos directivos es generalmente elevado. Según Broadridge5 , en 2021, el apoyo de los accionistas a los consejeros se situó, de media, en el 94% y, en el caso de las propuestas sobre remuneración, alcanzó el 88%, porcentajes que se mantienen generalmente estables desde 2017. (Por el contrario, en los últimos 12 meses, solo el 59% de los votos que emitimos para nuestras carteras globales apoyaban la remuneración del equipo directivo tras un análisis minucioso con nuestra herramienta interna, Pay X-Ray)6 . Dicho esto, no es necesario perder una votación para que una campaña de "voto en contra" consiga resultados. PricewaterhouseCoopers (PWC) señala que, si el apoyo desciende al 60% o el 70%, "envía un claro mensaje sobre la insatisfacción de los accionistas. También despierta el interés de los medios y puede afectar a la reputación de un consejero"7. El año pasado, aunque hubo más consejeros candidatos para ser elegidos, también fueron más los que no consiguieron el apoyo de la mayoría o no lograron superar el 70% de apoyo2.

Un impulso para lograr resultados

Las marcas de dispositivos de actividad física que animan a los usuarios a alcanzar un número determinado de pasos al día ayudan a que sus clientes se pongan en forma con el tiempo. Este es el concepto de la llamada teoría "del empujoncito" de Thaler y Sunstein surgida en 2008, que gira en torno a las intervenciones, tanto grandes como pequeñas, que logran que las personas actúen en su propio beneficio a largo plazo y evita lo que los autores denominan "lodo" en la toma de decisiones. Algunas propuestas de accionistas están concebidas para conseguir notoriedad y determinados inversores buscan una agenda activista más pública para el voto delegado. Ese no es nuestro estilo. Creemos que los problemas sistémicos no pueden resolverse de la noche a la mañana y que la implicación activa, unida al voto delegado, es una maratón, no un esprint. A través de un diálogo con los equipos directivos centrado en los riesgos y oportunidades más importantes para el éxito económico a largo plazo y la sostenibilidad del negocio, queremos ver que la compañía construye unas bases más sólidas para abordar determinados retos, como la descarbonización. De esta forma, esperamos avanzar a lo largo del tiempo.

Un vistazo a la temporada de voto de nuestro equipo en 20228

Dado que el segundo trimestre concentra el grueso de la actividad de voto y las juntas generales de accionistas, es pertinente reflexionar sobre los últimos 12 meses hasta el 30 de junio de 2022. No tememos estar en desacuerdo con el equipo directivo y con los asesores externos que actúan en representación, como ISS. En el 80% de todas las reuniones mantenidas con las compañías de nuestras estrategias globales se emitió al menos un voto en contra del equipo directivo. En el conjunto de nuestras estrategias globales, el 13% de todos los votos se emitieron en contra de las recomendaciones del equipo directivo y el 8% de los votos fueron contrarios a las recomendaciones de ISS.

Cuando recibimos propuestas de accionistas sobre cuestiones medioambientales o sociales, examinamos detenidamente el sentido de nuestro voto determinando la importancia de esas cuestiones y su impacto probable. En nuestras estrategias globales, hubo 44 propuestas de accionistas sobre cuestiones ESG que incluían el cambio climático, la diversidad y los derechos de los empleados y los accionistas. En general, apoyamos el 64% de las propuestas ESG de los accionistas para nuestras estrategias y votamos en contra del equipo directivo en un 64% de los casos.  

También hubo varias resoluciones relacionadas con los derechos de los accionistas en las que, por ejemplo, votamos a favor de reducir el nivel de titularidad mínima para convocar una junta extraordinaria. Creemos que rebajar ese umbral reforzaría los derechos de los accionistas y permitiría abordar asuntos importantes con el equipo directivo. 

Más allá de las resoluciones, la remuneración de los directivos siguió siendo una prioridad. Votamos en contra del 41% de las resoluciones sobre remuneración de los directivos de las compañías de nuestras estrategias globales. Además, en aquellos casos en los que teníamos cuestiones sobre la remuneración pendientes de resolución, votamos en contra de los miembros de las comisiones de retribución para dejar claro nuestro mensaje. También votamos en contra de miembros de las comisiones de nombramientos cuando teníamos dudas sobre cuestiones de diversidad. En total, hemos votado en contra del nombramiento de 15 consejeros en los últimos 12 meses. 

 
 

1 Foro sobre gobierno corporativo de la Escuela de Derecho de Harvard, “The Long View: U.S. Proxy Voting Trends on E&S Issues from 2000 to 2018”, publicado en 2019.
2 Broadridge Proxy Pulse 2022
3 Foro sobre gobierno corporativo de la Escuela de Derecho de Harvard, “An Early Look at the 2022 Proxy Season”, publicado el 7 de junio de 2022.
4 Financial Times, “BlackRock pulls back support for climate and social resolutions”, 26 de julio de 2022.
5 Broadridge Proxy Pulse 2022 (sobre la temporada de voto delegado de 2021)
6 Equipo MSIM International Equity. Datos desde el 1 de julio de 2021 hasta el 30 de junio de 2022 relativos a las estrategias globales del equipo.
7 PWC, The Director’s Guide to Shareholder Activism, julio de 2021.
8 Equipo MSIM International Equity. Datos desde el 1 de julio de 2021 hasta el 30 de junio de 2022 relativos a las estrategias globales del equipo.

 
 

Consideraciones sobre riesgos

No existe garantía de que una cartera vaya a alcanzar su objetivo de inversión. Las carteras están sujetas al riesgo de mercado, que es la posibilidad de que bajen los valores de mercado de los títulos que posee la cartera. Los valores de mercado pueden cambiar a diario por acontecimientos económicos y de otro tipo (por ejemplo, catástrofes naturales, crisis sanitarias, atentados terroristas, conflictos y disturbios) que afecten a mercados, países, compañías o gobiernos. Resulta difícil predecir el momento en que se producirán tales acontecimientos, así como su duración y sus posibles efectos adversos (por ejemplo, para la liquidez de las carteras). En consecuencia, su inversión en esta estrategia podrá comportar pérdidas. Tenga en cuenta que esta estrategia puede estar sujeta a determinados riesgos adicionales. Los cambios en la economía mundial, el consumo, la competencia, la evolución demográfica y las preferencias de los consumidores, la regulación pública y las condiciones económicas podrían afectar negativamente a compañías con negocios globales y tener un impacto desfavorable en la estrategia en mayor medida que si los activos de esta estuvieran invertidos en una variedad más amplia de compañías. En general, los valores de los títulos de renta variable también fluctúan en respuesta a actividades propias de una compañía. Las inversiones en mercados extranjeros comportan riesgos específicos como, por ejemplo, de divisa, políticos, económicos y de mercado. Las acciones de compañías de pequeña y mediana capitalización entrañan riesgos específicos, como una limitación de líneas de productos, mercados y recursos financieros y una volatilidad de mercado mayor que los títulos de compañías más grandes y consolidadas. Los riesgos de invertir en países de mercados emergentes son mayores que los riesgos asociados a inversiones en mercados desarrollados extranjeros. Los instrumentos derivados pueden incrementar las pérdidas de forma desproporcionada y tener un impacto significativo en la rentabilidad. También pueden estar sujetos a riesgos de contraparte, liquidez, valoración, correlación y de mercado. Los títulos ilíquidos pueden ser más difíciles de vender y de valorar que los que cotizan en mercados organizados (riesgo de liquidez). Las carteras no diversificadas a menudo invierten en un número más reducido de emisores. En consecuencia, los cambios en la situación financiera o el valor de mercado de un solo emisor pueden causar una mayor volatilidad. Las estrategias ESG que incorporan inversión de impacto y/o factores medioambientales, sociales y de gobierno (ESG) podrían provocar que la rentabilidad relativa de la inversión se desvíe de otras estrategias o índices de referencia generales del mercado, en función de que los sectores o las inversiones de que se trate gocen o no del favor del mercado. Por tanto, no se garantiza que las estrategias ESG vayan a traducirse en rentabilidades de inversión más favorables. 

 
vladimir.demine
Head of ESG Research
International Equity Team
 
candida.de.silva
Executive Director
 
 
Fondos destacados
 
 
 
 
 

DEFINICIONES

El beneficio por acción es la parte del beneficio de una empresa asignado a cada acción ordinaria en circulación.

INFORMACIÓN IMPORTANTE

No existen garantías de que una estrategia de inversión vaya a funcionar en todas las condiciones de mercado, por lo que cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente en periodos de retrocesos en el mercado.

Una cuenta gestionada por separado podría no ser adecuada para todos los inversores. Las cuentas gestionadas por separado según la estrategia concreta incluyen diversos títulos que pueden no seguir necesariamente la rentabilidad de un índice concreto. Se requiere un nivel mínimo de activos.

Para obtener información importante sobre los gestores de inversiones, consulte la parte 2 del formulario ADV.

Los puntos de vista y las opiniones y/o los análisis expresados pertenecen al autor o al equipo de inversión en la fecha de elaboración de este documento, podrán variar en cualquier momento sin previo aviso debido a las condiciones del mercado o económicas y podrían no llegar a materializarse. Además, tales puntos de vista no se actualizarán o revisarán de otro modo con el fin de recoger la información disponible o las circunstancias existentes y los cambios que se produzcan después de la fecha de publicación. Los puntos de vista expresados no reflejan los de todo el personal de inversión de Morgan Stanley Investment Management (MSIM) ni los de sus sociedades dependientes o filiales (en conjunto "la firma") y podrían no plasmarse en todos los productos y las estrategias que esta ofrece.

Las previsiones y/o las estimaciones que se facilitan en este documento pueden variar y no llegar a materializarse. La información relativa a rentabilidades de mercado previstas y perspectivas de mercado se basa en los estudios, los análisis y las opiniones de los autores o el equipo de inversión. Estas conclusiones son de naturaleza especulativa, pueden no llegar a producirse y no pretenden predecir la rentabilidad futura de ningún producto o estrategia concretos que ofrece la firma. Los resultados futuros pueden diferir significativamente dependiendo de factores tales como cambios en los títulos, los mercados financieros o las condiciones económicas en general.

Este documento se ha preparado sobre la base de información disponible de forma pública, datos desarrollados internamente y otras fuentes externas consideradas fiables. Sin embargo, no se formula declaración alguna con respecto a su exactitud y la firma no ha buscado verificar de forma independiente la información obtenida de fuentes públicas y de terceros.

Este documento es una comunicación general que no es imparcial y toda la información provista se ha elaborado exclusivamente a efectos ilustrativos y formativos y no constituye una oferta o una recomendación para comprar o vender títulos concretos ni para adoptar una estrategia de inversión determinada. La información recogida en este documento no se ha elaborado atendiendo a las circunstancias particulares de ningún inversor y no constituye asesoramiento de inversiones ni debe interpretarse en modo alguno como asesoramiento fiscal, contable, jurídico o regulatorio. Por consiguiente, antes de tomar una decisión de inversión, los inversores deben consultar a un asesor jurídico y financiero independiente para que les informe sobre las consecuencias fiscales de tal inversión.

Los diagramas y los gráficos que se recogen en este documento se proporcionan con fines meramente ilustrativos. La rentabilidad pasada no es garantía de resultados futuros.

La cuenta representativa ha empleado la estrategia de inversión de manera similar a la utilizada en las cuentas gestionadas por separado del equipo y otros vehículos de inversión, es decir, que en general se rigen de manera coherente. Sin embargo, las decisiones de gestión de carteras tomadas para tal cuenta representativa pueden diferir (es decir, con respecto a la liquidez o la diversificación) de las decisiones que el equipo de gestión de carteras tomaría para cuentas gestionadas por separado y otros vehículos de inversión. Además, las posiciones y la actividad de la cartera de la cuenta representativa pueden no ilustrar algunas cuentas gestionadas por separado en el marco de esta estrategia por el hecho de que rijan directrices de inversión o restricciones de cliente diferentes.

Los índices no están gestionados y no incluyen gastos, comisiones o gastos de suscripción. No es posible invertir directamente en un índice. La propiedad intelectual de los índices que se mencionan en este documento (incluidas las marcas comerciales registradas) corresponde a sus concedentes de licencia. Los concedentes de licencia no patrocinan, respaldan, venden ni promocionan en modo alguno ningún producto basado en índices, por lo que no tendrán responsabilidad alguna a este respecto.

Este documento no es un producto del departamento de análisis de Morgan Stanley y no debe considerarse un documento de análisis o una recomendación basada en análisis.

La firma no ha autorizado a intermediarios financieros a utilizar y distribuir este documento salvo que su uso o su distribución sean conformes con las disposiciones legislativas y reglamentarias aplicables. Además, los intermediarios financieros deberán comprobar por sí mismos que la información recogida en este documento es adecuada para las personas destinatarias, teniendo en cuenta sus circunstancias y sus objetivos. La firma no será responsable del uso o el uso inapropiado de este documento por cualesquiera tales intermediarios financieros y declina toda responsabilidad al respecto.

Este documento podrá traducirse a otros idiomas. Cuando se haga tal traducción, la versión en inglés se considerará definitiva. En caso de discrepancias entre la versión en inglés y cualquier versión de este documento en otro idioma, prevalecerá la versión en inglés.

La totalidad o parte de este documento no puede ser reproducida, copiada, modificada, utilizada para crear un trabajo derivado, ejecutada, mostrada, publicada, cargada, objeto de licencia, enmarcada, distribuida o transmitida directa o indirectamente ni cualquiera de sus contenidos divulgados a terceros sin el consentimiento expreso por escrito de la firma. Este documento no puede ser objeto de enlace a menos que el hipervínculo sea para uso personal y no comercial. Toda la información que figura en este documento es propia y cuenta con la protección de la legislación sobre derechos de autor y demás leyes aplicables.

Morgan Stanley Investment Management es la división de gestión de activos de Morgan Stanley.

DISTRIBUCIÓN

Este documento se dirige exclusivamente a personas que residan en jurisdicciones donde la distribución o la disponibilidad de la información que aquí se recoge no vulneren las leyes o los reglamentos locales y solo se distribuirá entre estas personas.

MSIM, división de gestión de activos de Morgan Stanley (NYSE: MS), y sus filiales disponen de acuerdos a fin de comercializar los productos y servicios de cada compañía. Cada filial de MSIM está regulada según corresponda en la jurisdicción en la que opera. Las filiales de MSIM son: Eaton Vance Management (International) Limited, Eaton Vance Advisers International Ltd, Calvert Research and Management, Eaton Vance Management, Parametric Portfolio Associates LLC, Atlanta Capital Management LLC, Eaton Vance Management International (Asia) Pte. Ltd.

Este documento lo ha emitido una o más de las siguientes entidades:

EMEA

Este documento se dirige únicamente a clientes profesionales/acreditados.

En la UE, los documentos de MSIM y Eaton Vance los emite MSIM Fund Management (Ireland) Limited (“FMIL”). FMIL está regulada por el Banco Central de Irlanda y está constituida en Irlanda como sociedad de responsabilidad limitada con el número de registro 616661 y tiene su domicilio social en The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson's Quay, Dublín 2, D02 VC42 (Irlanda).

Fuera de la UE, los documentos de MSIM los emite Morgan Stanley Investment Management Limited (MSIM Ltd.), autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera. Inscrita en Inglaterra. Número de registro: 1981121. Domicilio social: 25 Cabot Square, Canary Wharf, Londres E14 4QA.

En Suiza, los documentos de MSIM los emite Morgan Stanley & Co. International plc, London (Zurich Branch). Autorizada y regulada por la Eidgenössische Finanzmarktaufsicht (“FINMA”). Domicilio social: Beethovenstraße 33, 8002 Zúrich (Suiza).

Fuera de Estados Unidos y la UE, los documentos de Eaton Vance los emite Eaton Vance Management (International) Limited (“EVMI”) 125 Old Broad Street, Londres EC2N 1AR (Reino Unido), que está autorizada y regulada en el Reino Unido por la Autoridad de Conducta Financiera.

Italia: MSIM FMIL (Milan Branch), (Sede Secondaria di Milano) Palazzo Serbelloni, Corso Venezia 16, 20121 Milán (Italia). Países Bajos: MSIM FMIL (Amsterdam Branch), Rembrandt Tower, 11th Floor, Amstelplein 1, 1096HA (Países Bajos). Francia: MSIM FMIL (Paris Branch), 61 rue de Monceau, 75008 París (Francia). España:MSIM FMIL (Madrid Branch), calle Serrano 55, 28006 Madrid (España). Alemania: MSIM Fund Management (Ireland) Limited Frankfurt Branch, Grosse Gallusstrasse 18, 60312 Fráncfort del Meno (Alemania) (Gattung: Zweigniederlassung [FDI] gem. § 53b KWG).  

ORIENTE MEDIO

Dubái: MSIM Ltd (Representative Office, Unit Precinct 3-7th Floor-Unit 701 and 702, Level 7, Gate Precinct Building 3, Dubai International Financial Centre, Dubái, 506501 (Emiratos Árabes Unidos). Teléfono: +97 (0)14 709 7158).

EVMI utiliza una organización externa en Oriente Medio, Wise Capital (Middle East) Limited ("Wise Capital"), para promover las capacidades de inversión de Eaton Vance entre los inversores institucionales. Por estos servicios, Wise Capital recibe una comisión basada en los activos a los que Eaton Vance brinda asesoramiento de inversión después de estas presentaciones.

Estados Unidos

Una cuenta gestionada por separado podría no ser adecuada para todos los inversores. Las cuentas gestionadas por separado de acuerdo con la estrategia incluyen diversos títulos y no reproducirán necesariamente la rentabilidad de un índice. Antes de invertir, estudie minuciosamente los objetivos de inversión, los riesgos y las comisiones de la estrategia. Se requiere un nivel mínimo de activos. Para obtener información importante sobre los gestores de inversiones, consulte la parte 2 del formulario ADV.

Antes de invertir, estudie minuciosamente los objetivos de inversión, los riesgos, las comisiones y los gastos de los fondos. En los folletos, figuran esta y otra información sobre los fondos. Para obtener un ejemplar del folleto de los fondos de Morgan Stanley, descárguelo en morganstanley.com/im o llame al 1-800-548-7786. Lea el folleto detenidamente antes de invertir.

Morgan Stanley Distribution, Inc. interviene en calidad de distribuidor de los fondos de Morgan Stanley.

SIN SEGURO DE LA FDIC | SIN GARANTÍA BANCARIA | POSIBLES PÉRDIDAS DE VALOR | SIN LA GARANTÍA DE NINGUNA AGENCIA DEL GOBIERNO FEDERAL | NO ES UN DEPÓSITO

 

Esta es una comunicación con fines comerciales.

Es importante que los usuarios lean las Condiciones de uso antes de proceder, ya que explican ciertas restricciones legales y reglamentarias aplicables a la difusión de la información relativa a los productos de inversión de Morgan Stanley Investment Management.

Los servicios descritos en este sitio web pueden no estar disponibles en todas las jurisdicciones o para todas las personas. Para obtener más información, consulte nuestras Condiciones de uso.


Privacidad    •    Condiciones de uso

©  Morgan Stanley. Reservados todos los derechos.