Insight Article Desktop Banner
 
 
Market Pulse
  •  
mayo 04, 2020
Credit Check con Richard Ford
 
Insight Video Mobile Banner
 

Market Pulse
  •  
mayo 04, 2020

Credit Check con Richard Ford



Market Pulse

Credit Check con Richard Ford

Share Icon

mayo 04, 2020

 
 

Buenas tardes. Soy Richard Ford, jefe global de crédito de Morgan Stanley Investment Management.

Hoy quiero tratar dos cuestiones sobre mercados de crédito: ¿Es el momento de invertir?, y, ¿Cómo cambiarán los modelos de negocio tras esta pandemia?

En primer lugar, ¿es ahora el momento de invertir? La crisis financiera de 2008 y la crisis soberana de 2012 no sólo son recordadas por el aumento de los spreads. Muchos inversores también recuerdan las excepcionales rentabilidades que surgieron a medida que los mercados de crédito se iban normalizando. Poniendo eso en perspectiva, hasta la fecha en 2020, hemos visto que los diferenciales de crédito comenzaron el año tanto en euros como en dólares en +90pb, y luego se fueron ampliando en marzo, cerrando el mes en +272 en el mercado del dólar y en +239 en el mercado del euro, según los datos de Barclays Bloomberg. Luego hemos visto un rally en abril, cerrando en +202 y +186 respectivamente. Eso es un repunte significativo de alrededor del 40% en el mercado del euro y cerca del 50% en el mercado estadounidense.

Curiosamente, nuestro caso base cuando hablamos de esto a finales de marzo (nuestra expectativa), era que los diferenciales de crédito repuntan. Eso supuso un efecto transitorio para alcanzar niveles similares, lo que refleja que los mercados de crédito son eficientes, pero basado en gran medida en el hecho de que estos niveles son consistentes con lo sucedido en 2016, cuando los mercados vieron por última vez una debilidad en el sector de la energía y aumentaron las expectativas de recesión junto con una economía débil.

Entonces, ¿hemos visto ya toda la subida o hay más por hacer? En resumen, parece ser que los argumentos de los optimistas están liderando el debate. Los bancos centrales siguen agregando estímulos, y los economistas predicen que el tamaño de los programas de estímulo superará con creces el coste que supondrá la pandemia para la economía global. Las medidas fiscales también están apoyando a la economía, tanto con el suministro de liquidez como, en algunos casos, con subvenciones directas a los programas de apoyos laborales, por ejemplo.

También estamos viendo actualizaciones médicas algo alentadoras. El último ensayo de Remdesivir ha encontrado su punto final, un movimiento positivo y un paso adelante. También estamos viendo que se están debatiendo planes para relajar las medidas de cuarentena en los mercados desarrollados y se espera que se apliquen en las próximas semanas.

Además de eso, hemos visto una demanda muy fuerte del crédito, como lo demuestran los números recientes de los grandes libros de solicitudes. Y, de hecho, las valoraciones crediticias tras el rally, siguen estando en niveles muy atractivos históricamente hablando.

Sin embargo, hay razones para ser pesimistas también. La evidencia científica no es concluyente. Todavía no tenemos una vacuna. Existe el riesgo de que las reinfecciones junto con los nuevos casos, repunten y, sin duda, cuando se produzca el desconfinamiento, existe la preocupación de que algunas industrias no vuelvan a la normalidad al menos hasta finales de 2020.

Además, el impacto económico aún no se conoce. Algunas industrias están experimentando caídas significativas en sus ingresos, y se espera que el volumen de negocio disminuya en los peores casos hasta en un 90%. El resultado de esto sería un alto apalancamiento en 2020 a medida que la rentabilidad disminuye y potencialmente también aumentaría la deuda cuando las empresas necesiten financiar el déficit de sus ingresos. Además de eso, los pesimistas sostienen que la oferta ha sido muy grande, demostrado por el hecho de que en las últimas semanas se han registrado números récord de oferta, particularmente en el mercado estadounidense.

¿Dónde estamos? Como conclusión, argumentaríamos que, a corto plazo, esperamos que los mercados de crédito se consoliden, cerca de los niveles que habíamos puesto en nuestro caso base, al final del tercer trimestre. Pero más a medio plazo, todavía tenemos un sesgo positivo apoyado por el fuerte estímulo monetario y fiscal, que en nuestra mente reduce el riesgo de cola para los inversores. Esto también está respaldado un poco por los datos científicos, que sugieren que están avanzando hacia una vacuna. Todavía vemos las valoraciones “amigables”, y al menos a corto plazo consideramos que las estrategias de la compañía compatibles con los tenedores de bonos y activos defensivos.

Por otro lado, ¿Cómo cambiará el coronavirus los modelos de negocio? Nos fijamos en las fases por las que el mercado de crédito ha pasado desde el inicio de la pandemia: en primer lugar, un análisis profundo sobre el riesgo de incumplimiento de las empresas; en segundo lugar, un análisis de cómo reaccionarán las agencias de calificación (nuestra opinión era que serían agresivas); en tercer lugar, una mirada a las empresas específicas que probablemente sufran bajadas de rating; y en cuarto lugar, cuáles de estos son “fallen angels” y por lo tanto tendrán volatilidad a medida que pasan de grado de inversión a alto rendimiento.

Pero más recientemente, el enfoque se ha centrado en cómo el comportamiento de las empresas cambiará después del coronavirus. En algunos casos, no sólo cómo se comportarán las empresas, sino también cómo lo harán las personas.

En resumen, se podría decir que la interrupción social podría añadirse a la interrupción de la tecnología como una consideración clave al pensar en los riesgos empresariales para el crédito en el futuro. Algunos ejemplos: ¿seguirán las empresas utilizando las cadenas de suministro “just-in-time”, ya que parecían ser más eficientes desde la crisis financiera? ¿Buscarán diversificar esas cadenas de suministro, tal vez llevando parte de esa oferta a casa, lo que tendrá un impacto tanto en su eficiencia como potencialmente en sus márgenes operativos?

En segundo lugar, ¿qué balances ejecutarán las empresas? ¿Parecerán más conservadores? ¿Es esto positivo para los tenedores de bonos?

En tercer lugar, la sociedad. ¿Trabajaremos más desde casa? Después la experiencia de trabajar desde casa y sabiendo que se puede ser eficiente, ¿cambiará eso la demanda de espacio de oficina? ¿Cambiará la demanda de transporte para ir al trabajo? Siguiendo ese tema, ¿seguiremos viajando tanto? ¿Veremos menos viajes de negocios? ¿Veremos menos viajes personales? ¿Cuál será la demanda de transporte y hoteles en el futuro?

Tecnología: si nada más, esto nos ha enseñado a ser más eficientes en nuestro uso de la tecnología. ¿Aumentará esto la demanda de tecnología? Y a partir de eso, ¿cómo será nuestra relación con el comercio minorista? ¿Es esto una aceleración del comercio minorista hacia los canales online? Todas estas cosas cambian las industrias, cambian la demanda de diferentes productos y, en última instancia, cambian la forma en que pensamos sobre las empresas.

En resumen, la tendencia desde la crisis financiera de que las empresas se vuelven cada vez más eficientes a través de la reducción de la capacidad, las tareas de externalización y la obtención de los beneficios de la escala probablemente será reevaluada y en algunos casos se revertirá a ser más conservadora.

¿Cuál será el impacto? Márgenes potencialmente más bajos, menor rentabilidad, menor capacidad de endeudamiento. Al mismo tiempo, esperamos que los trabajadores utilicen esta interrupción para reevaluar la balanza entre la vida laboral y la vida personal y esforzarse por lograr más flexibilidad.

Este será el enfoque clave para nosotros y muchos inversores de crédito a medida que miramos hacia el futuro y cómo evolucionarán los modelos de negocio. Gracias por su tiempo.

 
richard.ford
Managing Director
Global Fixed Income Team
 
 
 
 

Consideraciones de riesgo

No hay garantía de que una Cartera logre su objetivo de inversión. Las carteras están sujetas al riesgo de mercado, que es la posibilidad de que los valores de mercado de los valores propiedad de la cartera disminuyan y, por lo tanto, pueden ser inferiores a lo que usted pagó por ellos. Los valores de mercado pueden cambiar diariamente debido a eventos económicos y de otro tipo (por ejemplo, desastres naturales, crisis de salud, terrorismo, conflictos y disturbios sociales) que afectan a los mercados, países, empresas o gobiernos. Es difícil predecir el momento, la duración y los posibles efectos adversos (por ejemplo, liquidez de la cartera) de los eventos. En consecuencia, puede perder dinero invirtiendo en esta cartera. Tenga en cuenta que esta cartera puede estar sujeta a ciertos riesgos adicionales. Los valores de renta fija están sujetos a la capacidad de un emisor para realizar pagos oportunos de capital e intereses (riesgo de crédito), cambios en las tasas de interés (riesgo de tipo de interés), la solvencia del emisor y la liquidez general del mercado (riesgo de mercado). En un entorno de tipos de interés en aumento, los precios de los bonos pueden caer y pueden dar lugar a períodos de volatilidad y un aumento de los canjes de cartera. En un entorno de tipos de interés en declive, la cartera puede generar menos ingresos. Los valores a largo plazo pueden ser más sensibles a los cambios en las tasas de interés. Los valores respaldados por hipotecas y activos son sensibles al riesgo de prepago anticipado y a un mayor riesgo de impago, y pueden ser difíciles de valorar y difíciles de vender (riesgo de liquidez). También están sujetos a riesgos de crédito, mercado y tasas de interés. Ciertos valores del gobierno de los Estados Unidos comprados por la Estrategia, como los emitidos por Fannie Mae y Freddie Mac, no están respaldados por la plena fe y crédito de los Estados Unidos. Es posible que estos emisores no dispongan de los fondos necesarios para cumplir con sus obligaciones de pago en el futuro. Los valores de alto rendimiento ("bonos basura") son valores con menor calificación que pueden tener un mayor grado de riesgo de crédito y liquidez. Los préstamos bancarios públicos están sujetos a riesgos de liquidez y a los riesgos crediticios de valores con menor calificación. Los valores extranjeros están sujetos a riesgos monetarios, políticos, económicos y de mercado. Los riesgos de invertir en los países de mercados emergentes son mayores que los riesgos asociados con las inversiones en países desarrollados extranjeros. Los títulos de deuda soberana están sujetos al riesgo de impago. Los instrumentos derivados pueden aumentar desproporcionadamente las pérdidas y tener un impacto significativo en el rendimiento. También pueden estar sujetos a contrapartes, liquidez, valoración, correlación y riesgos de mercado. Los valores restringidos e ilíquidos pueden ser más difíciles de vender y valorar que los valores que cotizan en bolsa (riesgo de liquidez).

DIVULGACIONES IMPORTANTES:

El rendimiento pasado no es garantía de resultados futuros. Los rendimientos a los que se hace referencia en el audio son los de índices representativos y no pretenden representar el rendimiento de una inversión específica.

Las opiniones, opiniones, previsiones y estimaciones expresadas por el autor o el equipo de inversión a partir de la fecha de preparación de este material y están sujetas a cambios en cualquier momento debido a las condiciones de mercado, económicas o de otro tipo. Además, las opiniones no se actualizarán ni revisarán de otro modo para reflejar la información que posteriormente esté disponible o las circunstancias existentes, o los cambios que se produzcan, después de la fecha de publicación. Las opiniones expresadas no reflejan las opiniones de todos los gerentes de cartera de Morgan Stanley Investment Management (MSIM) ni las opiniones de la firma en su conjunto, y pueden no reflejarse en todas las estrategias y productos que ofrece la Firma.

Los pronósticos y/o estimaciones proporcionados en este documento están sujetos a cambios y pueden no llegar a suceder. La información sobre los rendimientos esperados del mercado y las perspectivas del mercado se basa en la investigación, el análisis y las opiniones de los autores. Estas conclusiones son de naturaleza especulativa y no pretenden predecir el rendimiento futuro de ningún producto específico de Morgan Stanley Investment Management.

Cierta información en este documento se basa en datos obtenidos de fuentes de terceros que se cree que son confiables. Sin embargo, no hemos verificado esta información, y no hacemos ninguna declaración en cuanto a su exactitud o integridad.

Este material es una comunicación general, que no es imparcial, y toda la información proporcionada ha sido preparada únicamente con fines informativos y educativos y no constituye una oferta o recomendación para comprar o vender cualquier valor en particular o para adoptar ninguna estrategia de inversión específica. La información aquí contenida no se ha basado en una consideración de ninguna circunstancia individual del inversor y no es asesoramiento de inversión, ni debe interpretarse de ninguna manera como asesoramiento fiscal, contable, legal o regulatorio. A tal fin, los inversores deben buscar asesoramiento jurídico y financiero independiente, incluido el asesoramiento en cuanto a las consecuencias fiscales, antes de tomar cualquier decisión de inversión.

Esta comunicación no es un producto del Departamento de Investigación de Morgan Stanley y no debe considerarse como una recomendación de investigación. La información contenida en este documento no ha sido preparada de acuerdo con los requisitos legales destinados a promover la independencia de la investigación de inversión y no está sujeta a ninguna prohibición de tratar antes de la difusión de la investigación de inversión.

DISTRIBUCION: Esta comunicación sólo está destinada y se distribuirá únicamente a personas residentes en jurisdicciones donde dicha distribución o disponibilidad no sea contraria a las leyes o reglamentos locales.

No hay garantía de que cualquier estrategia de inversión funcione bajo todas las condiciones del mercado, y cada inversor debe evaluar su capacidad de invertir a largo plazo, especialmente durante los períodos de desaceleración en el mercado. Antes de invertir, los inversores deben revisar cuidadosamente el documento de oferta relevante de la estrategia/producto. Existen diferencias importantes en la forma en que se lleva a cabo la estrategia en cada uno de los vehículos de inversión.

Irlanda: Morgan Stanley Investment Management (Irlanda) Limited. Oficina registrada: The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson's, Quay, Dublin 2, Irlanda. Registrado en Irlanda con el número de empresa 616662. Regulado por el Banco Central de Irlanda. Reino Unido: Morgan Stanley Investment Management Limited está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority. Registrado en Inglaterra. Registro No. 1981121. Oficina registrada: 25 Cabot Square, Canary Wharf, Londres E14 4QA. Dubái: Morgan Stanley Investment Management Limited (Oficina Representativa, Distrito de la Unidad 3-7o-Unidad 701 y 702, Nivel 7, Gate Precinct Building 3, Dubai International Financial Centre, Dubai, 506501, Emiratos Arabes Unidos. Teléfono: +97 (0)14 709 7158). Alemania: Morgan Stanley Investment Management Limited Niederlassung Deutschland, Grosse Gallustrasse 18, 60312 Frankfurt am Main, Alemania (Gattung: Zweigniederlassung (FDI) gema. 53b KWG). Italia: Morgan Stanley Investment Management Limited, Milan Branch (Sede Secondaria di Milano) es una sucursal de Morgan Stanley Investment Management Limited, una empresa registrada en el Reino Unido, autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority (FCA), y con domicilio social en 25t Square, Canary Wharf, Londres, E14 4QA. Morgan Stanley Investment Management Limited Milan Branch (Sede Secondaria di Milano) con sede en Palazzo Serbelloni Corso Venezia, 16 20121 Milano, Italia, está registrada en Italia con número de empresa y número de IVA 08829360968. Países Bajos: Morgan Stanley Investment Management, Rembrandt Tower, 11th Floor Amstelplein 1 1096HA, Países Bajos. Teléfono: 31 2-0462-1300. Morgan Stanley Investment Management es una sucursal de Morgan Stanley Investment Management Limited. Morgan Stanley Investment Management Limited está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority en el Reino Unido. Internacional, Londres, Zurich BranchI Autorizado y regulado por el Eidgen-ssische Finanzmarktaufsicht ("FINMA"). Inscrita en el Registro de Comercio de Zúrich CHE-115.415.770. Oficina registrada: Beethovenstrasse 33, 8002 Zurich, Suiza, Teléfono +41 (0) 44 588 1000. Facsímil: +41 (0) 44 588 1074.

Hong Kong: Este documento ha sido emitido por Morgan Stanley Asia Limited para su uso en Hong Kong y solo se pondrá a disposición de los "inversores profesionales" tal como se define en la Ordenanza de Valores y Futuros de Hong Kong (Cap 571). El contenido de este documento no ha sido revisado ni aprobado por ninguna autoridad reguladora, incluida la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong. En consecuencia, salvo que la legislación pertinente disponga de una exención, este documento no se expedirá, distribuirá, dirigirá, dirigirá ni pondrá a disposición del público en Hong Kong ni se pondrá a disposición de él. Singapur: Este documento no debe considerarse objeto de una invitación a la suscripción o compra, ya sea directa o indirectamente, al público o a cualquier miembro del público en Singapur que no sea i) a un inversor institucional en virtud del artículo 304 de la Ley de Valores y Futuros, Capítulo 289 de Singapur ("SFA"); (ii) a una "persona relevante" (que incluye a un inversionista acreditado) de conformidad con el artículo 305 de la SFA, y dicha distribución está de acuerdo con las condiciones especificadas en el artículo 305 de la SFA; o (iii) de otra manera de conformidad con, y de acuerdo con las condiciones de, cualquier otra disposición aplicable de la SFA. Esta publicación no ha sido revisada por la Autoridad Monetaria de Singapur. Australia: Esta publicación es difundida en Australia por Morgan Stanley Investment Management (Australia) Pty Limited ACN: 122040037, AFSL No. 314182, que aceptan la responsabilidad de su contenido. Esta publicación, y cualquier acceso a la misma, está destinada únicamente a "clientes mayoristas" en el sentido de la Ley de Sociedades De Menores.

Japón: Para inversores profesionales, este documento se distribuye o distribuye únicamente con fines informativos. Para aquellos que no son inversores profesionales, este documento se proporciona en relación con el negocio de Morgan Stanley Investment Management (Japón) Co., Ltd. ("MSIMJ") con respecto a los acuerdos discrecionales de gestión de inversiones ("IMA") y los acuerdos de asesoramiento sobre inversiones ("IAA"). Esto no es con el propósito de una recomendación o solicitud de transacciones u ofrece ningún instrumento financiero en particular. Bajo un IMA, con respecto a la gestión de activos de un cliente, el cliente prescribe políticas básicas de gestión por adelantado y encarga a MSIMJ tomar todas las decisiones de inversión basadas en un análisis del valor, etc. de los valores, y MSIMJ acepta dicha comisión. El cliente delegará en MSIMJ las autoridades necesarias para realizar inversiones. MSIMJ ejerce las autoridades delegadas sobre la base de las decisiones de inversión de MSIMJ, y el cliente no deberá dar instrucciones individuales. Todos los beneficios y pérdidas de inversión pertenecen a los clientes; principal no está garantizado. Por favor, considere los objetivos de inversión y la naturaleza de los riesgos antes de invertir. Como tasa de asesoramiento de inversión para una IAA o una IMA, el importe de los activos sujetos al contrato multiplicado por un tipo determinado (el límite superior es del 2,20% anual (impuesto incluido)) se incurrirá en proporción al período del contrato. Para algunas estrategias, se puede incurrir en una tarifa de contingencia además de la tarifa mencionada anteriormente. También se pueden incurrir en cargos indirectos, como comisiones de corretaje para valores incorporados. Dado que estos cargos y gastos son diferentes dependiendo de un contrato y otros factores, MSIMJ no puede presentar las tarifas, límites superiores, etc. por adelantado. Todos los clientes deben leer detenidamente los documentos proporcionados antes de la conclusión de un contrato antes de ejecutar un acuerdo. Este documento es difundido en Japón por MSIMJ, Registrado No. 410 (Director de La Oficina de Finanzas Locales de Kanto (Empresas de Instrumentos Financieros)), Membresía: Asociación de Concesionarios de Valores de Japón, la Asociación de Fideicomisos de Inversiones, Japón, la Asociación de Asesores de Inversiones de Japón y la Asociación de Empresas de Instrumentos Financieros Tipo II.

Estados Unidos: Una cuenta administrada por separado puede no ser adecuada para todos los inversores. Las cuentas separadas gestionadas de acuerdo con la Estrategia incluyen una serie de valores y no necesariamente rastrearán el desempeño de cualquier índice. Por favor, considere cuidadosamente los objetivos de inversión, riesgos y honorarios de la Estrategia antes de invertir. Se requiere un nivel mínimo de activos. Para obtener información importante sobre el gestor de inversiones, consulte el Formulario ADV Parte 2.

Tenga en cuenta cuidadosamente el objetivo de inversión, los riesgos, los cargos y los gastos del fondo antes de invertir. El folleto contiene esta y otra información sobre el fondo. Para obtener un folleto, descargue uno en morganstanley.com/im o llame al 1-800-548-7786. Lea atentamente el folleto antes de invertir.

Morgan Stanley Distribution, Inc. sirve como distribuidor de los fondos de Morgan Stanley.

NO FDIC INSURED ? OFERTA NO GARANTIZADA POR EL BANCO ? PUEDE PERDER VALOR ? NO ASEGURADO POR NINGUNA AGENCIA DE GOBIERNO FEDERAL NO ES UN DEPOSITO BANCARIO

INFORMACION IMPORTANTE:

EMEA: Esta comunicación ha sido emitida por Morgan Stanley Investment Management Limited ("MSIM"). Autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera. Registrado en Inglaterra No. 1981121. Oficina registrada: 25 Cabot Square, Canary Wharf, Londres E14 4QA.

MSIM no ha autorizado a los intermediarios financieros a utilizar y distribuir este documento, a menos que dicho uso y distribución se realice de conformidad con la legislación y la normativa aplicables. Además, los intermediarios financieros están obligados a asegurarse de que la información contenida en este documento es adecuada para cualquier persona a la que proporcionen este documento en vista de las circunstancias y el propósito de esa persona. MSIM no será responsable y no acepta ninguna responsabilidad por el uso o mal uso de este documento por parte de dicho intermediario financiero.

Este documento puede ser traducido a otros idiomas. Cuando se hace tal traducción, esta versión en inglés sigue siendo definitiva. Si hay alguna discrepancia entre la versión en inglés y cualquier versión de este documento en otro idioma, prevalecerá la versión en inglés.

La totalidad o parte de esta obra no podrá ser reproducida, copiada o transmitida o cualquiera de sus contenidos divulgados a terceros sin el consentimiento expreso por escrito de MSIM.

Morgan Stanley Investment Management es la división de gestión de activos de Morgan Stanley.

Toda la información contenida en este documento es propiedad y está protegida por la ley de derechos de autor.

 

Es importante que los usuarios lean las Condiciones de uso antes de proceder, ya que explican ciertas restricciones legales y reglamentarias aplicables a la difusión de la información relativa a los productos de inversión de Morgan Stanley Investment Management.

Los servicios descritos en este sitio web pueden no estar disponibles en todas las jurisdicciones o para todas las personas. Para obtener más información, consulte nuestras Condiciones de uso.


Privacidad    •    Condiciones de uso

©  Morgan Stanley. Reservados todos los derechos.