Insight Article Desktop Banner
 
 
Sustainable Investing
  •  
octubre 05, 2021

Transición climática

Insight Video Mobile Banner
 
octubre 05, 2021

Transición climática


Sustainable Investing

Transición climática

Share Icon

octubre 05, 2021

 
 

Dada la creciente capacidad disruptiva de los fenómenos meteorológicos relacionados con el cambio climático, el compromiso de países y compañías de todo el mundo de lograr la neutralidad en carbono para mediados de siglo promete ser uno de los temas que dictará el rumbo de los mercados de inversión en las próximas décadas. El impulso de los responsables de política plantea riesgos a los partícipes de sectores que generan grandes cantidades de carbono que se queden a la zaga, pero también podría brindar oportunidades a aquellos que faciliten esta transición e innoven.

 
 

Reconociendo la importancia tanto de aprovechar oportunidades conexas y mitigar los riesgos crecientes, el equipo Global Balanced Risk Control ha concebido un enfoque que tiene como fin aprovechar estos cambios. Nuestro enfoque empírico descarboniza las inversiones clave de nuestras carteras según la hipótesis de 1,5°C, en línea con los últimos objetivos y recomendaciones del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en cuanto a neutralidad de carbono de nuestra exposición a renta variable para 2050. Complementamos este enfoque evaluando las puntuaciones en cuestiones ESG y transición hacia un modelo de bajas emisiones de carbono de las compañías, todo ello, al tiempo que mantenemos nuestro enfoque, de eficacia probada, hacia la asignación de activos.

En este texto, abordamos cómo los países y algunos sectores fundamentales están respondiendo al reto y planteamos soluciones potenciales para los inversores.

Tomamos la temperatura de la situación: el clima actual

El reciente informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre los efectos físicos del cambio climático1 llega al tiempo que los gobiernos actualizan sus contribuciones determinadas a nivel nacional en un intento de alcanzar los objetivos del Acuerdo climático de París para limitar el calentamiento global a significativamente por debajo de 2°C con respecto a los niveles de la era preindustrial, preferiblemente, a 1,5°C para 2050. El mensaje del IPCC no deja lugar a la ambigüedad: la actividad humana, en particular, la quema de combustibles fósiles, está calentando el planeta y provocando fenómenos meteorológicos cada vez más extremos. Asimismo, desde hace mucho se prevé el carácter devastador de las consecuencias económicas y sociales de las emisiones de gases de efecto invernadero Ya en 2006, el Informe Stern sobre la economía del cambio climático2 estimó que el coste corriente de la inacción en cuanto al cambio climático equivalía a entre el 5% y el 20% del PIB mundial cada año.3 El IPCC exige acción urgente, pues, sin una reducción sostenida de las emisiones en las próximas décadas, es posible que el calentamiento global sea superior a 2°C antes de finales de siglo. De hecho, en casi todos los supuestos sobre emisiones, es posible que el calentamiento global alcance 1,5°C a comienzos de la década de 2030. Los compromisos necesarios para limitar las emisiones afectarán profundamente a los sectores económicos con mayores emisiones. Si bien no podemos tener certeza de las consecuencias, deberíamos analizar el modo en que los sectores más expuestos gestionan el riesgo y la incertidumbre.

Políticas adoptadas por cada país a modo de respuesta: ambición mayor, pero todavía insuficiente

Las contribuciones determinadas a nivel nacional y los objetivos para mitad de siglo son claves para alcanzar las metas del Acuerdo de París. El creciente número de países comprometidos con la neutralidad para mediados de siglo es un aspecto positivo de la política climática.  Se espera que, en la COP26 de noviembre de 2021, los gobiernos actualicen sus contribuciones determinadas a nivel nacional por primera vez desde la firma del Acuerdo en 2015. En agosto de 2021, 107 países habían presentado nuevos objetivos para dichas contribuciones. Sin embargo, la ambición de muchos no está a la altura necesaria para lograr los objetivos de París. Además, diversos países aún no han presentado objetivos.

 
 
 
GRÁFICO 1 Compromisos globales
 

Fuente: * compromisos planificados o anunciados Unidad de Inteligencia de Energía y Clima** CMNUCC

 
 

A continuación, se recoge información actualizada sobre las políticas de algunos países clave en cuanto a la transición climática:

CHINA: CRUZADA POR EL LIDERAZGO CLIMÁTICO GLOBAL FRENTE A LA SED DE CRECIMIENTO

El destacado crecimiento económico de China implica que en la actualidad emite más de una cuarta parte de las emisiones globales, de ahí que las medidas que tome para reducir las emisiones en la próxima década sean cruciales para limitar el calentamiento global. China anunció recientemente su objetivo de lograr la neutralidad en carbono antes de 20604 e incrementar la energía no procedente de combustibles fósiles hasta el 25% de su consumo total para 2030. Con el fin de contribuir a alcanzar esta meta, la intención de China es doblar su capacidad eólica y solar hasta 1.200 GW para 2030. Si bien el carbón ha mostrado una tendencia a la baja en la cesta energética de China, la evolución reciente apunta a un desajuste entre los objetivos del clima y su política al respecto.  El incremento del 10% interanual del consumo de carbón y la construcción de nuevas centrales de carbón en el primer semestre de 2021 demuestran la incongruencia entre la estabilidad económica de China y sus objetivos climáticos. La incertidumbre acerca del rumbo de China persistirá hasta que el país presente oficialmente sus contribuciones determinadas a nivel nacional.

Otro componente fundamental del plan de China es la introducción del régimen nacional de comercio de derechos de emisión de mayor envergadura del mundo, por emisiones comercializadas, que empezó a aplicarse en julio de 2021. Aunque el precio es bajo en comparación con sistemas más consolidados, como el de la UE —60 USD en julio, cifra que contrasta con el precio inicial de China, de en torno a 7 USD—, es de esperar que facilite la migración de las compañías de los sistemas regionales existentes por toda China. Aunque no consideramos que el precio actual sea suficientemente elevado para desalentar el uso de carbón, esto podría cambiar si asistimos a presiones alcistas sobre los precios. El sistema de China abarcará inicialmente el 40% de las emisiones del país5 (15% de las emisiones globales), si bien se prevé que esta cifra aumente con el tiempo.

EE. UU.: GIRO RADICAL PARA APLICAR ENFOQUES MÁS RESPETUOSOS CON EL MEDIO AMBIENTE

El presidente Biden ha hecho de abordar el cambio climático una piedra angular de su agenda política. El 20 de enero de 2021, reforzó su compromiso reincorporando a Estados Unidos al Acuerdo de París y, poco después, prometió reducir las emisiones netas del país al menos en un 50% para 2030 (50%-52% por debajo de los niveles de 2005), antes de acoger la Cumbre de líderes sobre el clima. Es claramente intención de Biden asumir un papel principal y alinear a Estados Unidos con sus contribuciones determinadas a nivel nacional objetivo (que ha vuelto a presentar) a fin de lograr la neutralidad para 2050.

En cierta medida, las compañías estadounidenses ya estaban impulsando cambios, incluso antes de la administración Trump: la reducción de las emisiones durante la última década ha sido aproximadamente del 0,4% anual, impulsada en su mayoría por el giro del carbón a las energías renovables.6 El gobierno de Biden se ha comprometido a acelerar la transición gastando miles de millones de dólares en infraestructuras relacionadas con las energías limpias y mejoras en el ámbito de la eficiencia energética. Es de esperar que este gasto, junto con unos créditos fiscales significativos a las renovables y una normativa sobre energías limpias ambiciosa, favorezca su reivindicación en pos de una revolución hacia las energías limpias en Estados Unidos.7 Sin embargo, el conjunto de la ley de conciliación presupuestaria, donde se incluyen muchas de las iniciativas climáticas del Partido Demócrata, deberá contar con el apoyo de diversos senadores demócratas reacios, como Joe Manchin, de Virginia Occidental y presidente del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado. En 2019, Virginia Occidental era el segundo mayor productor de carbón de Estados Unidos y dicha materia prima suponía hasta el 91% de la cesta eléctrica del estado.8

LA UE REDOBLA SU AMBICIÓN CON “FIT FOR 55”

Europa se considera desde hace mucho líder en el abordaje del cambio climático y continúa logrando importantes avances. Las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea (UE) cayeron un 24% entre 1990 y 2019, mientras que su economía creció aproximadamente un 60%9. En diciembre de 2019, la UE adoptó el Pacto Verde europeo para adelantar el objetivo de neutralidad para 2050. En julio de 2021, la Comisión Europea propuso “Fit for 55”, un amplio paquete legislativo orientado a favorecer una reducción más ambiciosa a más corto plazo de las emisiones de gases de efecto invernadero al menos del 55% para 2030. Pensamos que los precios del carbono mediante el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE ya están desincentivando el uso de carbón más económico; en 2019, tras la subida sostenida del precio del derecho de emisión, Europa asistió a un mayor descenso del uso de carbón.10

INDIA: TODAVÍA A LA ZAGA EN CUANTO A COMPROMISOS CON LA NEUTRALIDAD

Las emisiones de India han crecido de manera sostenida en la última década y es en la actualidad el cuarto mayor emisor del mundo, solo por detrás de China, Estados Unidos y Europa. Sin embargo, la intensidad de las emisiones per cápita de India es un 60% menor que el promedio global y en torno a siete veces inferior a la de Estados Unidos. Las naciones en vías de desarrollo como India han contribuido poco, en términos comparativos, a las emisiones globales y podrían sentirse agraviadas, con razón, por tener que adoptar objetivos más estrictos para abordar el cambio climático.11 En la Reunión Ministerial del G20 sobre Medio Ambiente, Clima y Energía de julio de 2021, India señaló que pronto reforzaría sus compromisos existentes, pero avisó de que las naciones desarrolladas deberían avanzar hacia la neutralidad antes de 2050, a fin de liberar "espacio de carbono" que permita crecer a las naciones en vías de desarrollo.

Sin embargo, el crecimiento de las emisiones de India y los gravosos efectos físicos del cambio climático para la nación,12 evidentes, por ejemplo, en el cambio de los patrones de lluvia, ponen de manifiesto la necesidad de contribuir a reducir las emisiones globales. A pesar del rápido crecimiento y el descenso de los precios de las energías renovables —la energía solar es aproximadamente un 14% más económica que el carbón13—, el gobierno indio está alentando un aumento de la minería y la producción de carbón. La aceptación por parte del sector privado ha sido lenta, lo cual subraya las dificultades para financiar nuevas implantaciones de carbón a escala global.14

JAPÓN RESPALDA SUS ASPIRACIONES INVIRTIENDO EN NUEVAS TECNOLOGÍAS

Japón anunció recientemente medidas para favorecer el logro de su objetivo de neutralidad para 2050, así como para reducir para 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero un 46% con respecto a los niveles de 2013. Aunque Japón ya disfruta de una economía eficiente desde el punto de vista energético, algunos procesos de industrias pesadas exigen altas temperaturas cuya descarbonización podría resultar ardua. Para hacer frente a esta situación, Japón tiene previsto invertir importantes recursos en tecnologías de captación, utilización y almacenamiento de hidrógeno y carbono.

Además, el plan de transición de Japón asistirá a una reducción de la contribución del gas natural a la generación de electricidad, casi a la mitad con respecto a las cotas de 2019, del 37%, al 20% para 2030. Se trata de un aspecto destacado, pues Japón es el mayor importador del mundo de gas natural licuado, lo que supone en torno al 21% de las importaciones globales de 2020.15 Otras caídas similares del consumo de carbón se verán compensadas con ambiciosos despliegues de energías renovables, que podrían suponer hasta el 38% de la cesta eléctrica de Japón para 2030. Esta evolución podría servir de aviso para aquellos productores que vean el gas como el sustituto natural del carbón a medio plazo.

REINO UNIDO: A MITAD DE CAMINO HACIA LA NEUTRALIDAD

Reino Unido fue la primera de las economías principales en legislar un objetivo de neutralidad para 2050 a pesar de contar con destacadas reservas de petróleo y gas, de entre 10.000 y 20.000 millones de barriles de petróleo equivalente.16 La minoración de la producción del Reino Unido de petróleo y gas podría contribuir a lograr sus objetivos climáticos; sin embargo, debemos destacar los controvertidos planes para aprobar un nuevo proyecto en el Mar del Norte.17 No obstante, en 2020, Reino Unido se encontraba a mitad de camino hacia lograr su objetivo de neutralidad para 2050, tras haber minorado sus emisiones más de un 50% con respecto a sus niveles de 1990. Contribuyó a ello de manera notable el giro en su cesta energética hacia las renovables, viraje que desde 2015 cuenta con el mecanismo británico para respaldar el precio del carbono. Este respaldo, que en la práctica es un impuesto, ha acelerado el descenso de la proporción del carbón en la cesta eléctrica británica más de un 90%.18 Esto demuestra la efectividad de contar con un mecanismo robusto sobre los precios del carbono para contribuir a la transición hacia un menor uso de carbón.

HUELLAS DE CARBONO POR SECTORES: AVANCES Y DIFICULTADES

En vista de un entorno normativo algo incierto, será de esperar que las compañías adapten sus negocios. Un tema recurrente es la necesidad de llevar a cabo una transición hacia un menor uso de combustibles fósiles, en especial, del carbón y el petróleo, sustituidos por fuentes renovables, así como de lograr mejoras a largo plazo de la electrificación y la eficiencia energética. Consideramos que se trata de algo fundamental para su alineación con los objetivos nacionales. Sin embargo, al igual que sucede con las iniciativas nacionales, el ritmo de cambio sigue siendo obstinadamente lento, por lo que es necesaria una respuesta oficial inmediata para reducir las emisiones a corto plazo y revertir la disrupción climática.

Suministros

La generación de electricidad y calor supone el 31,9% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero19 y es probable que esta cifra no haga sino aumentar. Para reducir las emisiones, debe acelerarse la transición a energías renovables limpias en nuestro sistema eléctrico. Por ende, las compañías de suministros es uno de los sectores más expuestos al riesgo que plantean los precios del carbono, lo cual hace que sus planes para la transición sean una parte esencial de su propuesta de valor.

Es probable que los pasos al frente en cuanto a la aspiración de la UE de lograr la neutralidad y el patrón de energías limpias de la administración Biden lleven a más restricción en los mercados globales de carbono y su reglamentación, con importantes repercusiones para el sector de los suministros. Según el Informe de transición de 2021 de Transition Pathway Initiatives (TPI), las eléctricas de todo el mundo han minorado sus emisiones de manera significativa, principalmente, por un uso menor de carbón y un mayor consumo de energías renovables. Las compañías estadounidenses de suministros van camino de cumplir sus objetivos para 2030, si bien TPI concluyó que no lograrán sus metas para 2050 al ritmo actual.20 Las economías emergentes siguen siendo reacias a la eliminación gradual del carbón. El carbón es el combustible dominante en la cesta eléctrica tanto de China como de India y supone el 58% y el 51%, respectivamente.21 El sector precisa de inversiones continuas a gran escala, pero es de esperar que las compañías se beneficien de las ventajas de ser las pioneras en ese sentido.

Consideramos que los avances normativos actuales serán un impulso hacia adelante para las compañías de suministros que hayan iniciado la transición energética desde el primer momento. Debido a las ventajas en cuanto a costes de las energías renovables, es de esperar que las compañías de suministros de todo el mundo sigan adelante en la eliminación paulatina de los combustibles fósiles, en especial, el carbón, acelerando al mismo tiempo el despliegue de las energías solar y eólica para cumplir sus objetivos de reducción a corto plazo. Estas iniciativas para descarbonizar sus cestas energéticas será clave para la forma en que valoremos las ventajas comparativas de las compañías de suministros. Las emisiones de alcance 1 de las compañías de suministros tienden a ser comparativamente elevadas. Creemos que las que sean capaces de descarbonizar sus carteras de una manera eficiente podrán reducir su riesgo en cuanto a precios del carbono y utilizar sus recursos con mayor eficiencia. Consideramos que, a largo plazo, una compañía de suministros será más rentable si hace un uso más eficiente de sus propios recursos, por lo que prevemos que aquellas que cuentan con una intensidad de carbono de alcance uno baja se anoten rentabilidades relativas positivas.

Petróleo y gas

OBJETIVOS DE NEUTRALIDAD INUSUALES

Cada vez será más importante que las compañías de petróleo y gas sean disciplinadas en sus planes de inversión en inmovilizado a medida que se acelere la transición energética, posicionándose así para el largo plazo. La fijación de objetivos de neutralidad sigue siendo inusual en este sector según Climate Action 100+ y en sus planes se prevén incluso menos emisiones de alcance 3.22 Abordar las emisiones de alcance 3 es crucial para el sector del petróleo y el gas, pues entre el 85% y el 90% de las emisiones que se generan a lo largo del ciclo de vida se producen en la quema de combustibles fósiles. Cabe destacar que la AIE indicó recientemente que, para alcanzar la neutralidad para 2050, deben detenerse este año la explotación y el desarrollo de nuevos yacimientos de petróleo y gas.23 Esta recomendación encaja en gran medida con el estudio de la UCL de 2021 que estimaba que deberá dejarse sin explotar el 60% de las reservas globales de petróleo y gas para 2050, si bien sí podría producirse una parte de estos combustibles en la segunda mitad de siglo.24 Esta situación plantea riesgos para los inversores. Teniendo en cuenta que el proyecto de petróleo y gas típico suele tener una esperanza de vida de entre 15 y 30 años, las decisiones de inversión en inmovilizado que se tomen hoy podrían traducirse en destrucción de valor y la caída en desuso de activos durante la vida útil del proyecto. Pensamos que los inversores deberían controlar detenidamente los planes de inversión en inmovilizado de las compañías en que invierten. La reducción de las emisiones de alcance 3 a largo plazo puede indicar el compromiso de una compañía con el valor sostenible y sostenido.

LA CAPTURA, LA UTILIZACIÓN Y EL ALMACENAMIENTO DE CARBONO COMO SOLUCIÓN

En lugar de reducir las emisiones de alcance 3 procedentes de la combustión de sus productos, el sector se ha apoyado en una mayor inversión en inmovilizado, concretamente, en tecnologías especulativas que lo ayude a explotar sus reservas. El sector del petróleo y el gas supone más del 35% del gasto global en captura, utilización y almacenamiento de carbono,25 y consideramos que este gasto se acelerará. Los partícipes principales de Estados Unidos han liderado la inversión en esta tecnología. Si bien captar carbono bien podría desempeñar una función importante para alcanzar los objetivos climáticos globales, la brecha entre lo que se requiere y lo que resulta posible sigue siendo amplia. Así pues, mantenemos la cautela, pues una dependencia en exceso de la utilidad futura de estas tecnologías inmaduras para lograr objetivos climáticos podría retrasar en mayor medida la reducción de las emisiones. En lugar de llevar a cabo inversiones viables y sometidas a pruebas de tensión climática, y sin significativos giros estratégicos, pensamos que a las compañías del sector del petróleo y el gas les podría favorecer más destinar efectivo a reducir su apalancamiento y a incrementar sus repartos a sus accionistas.

Transporte

AVANCES GRACIAS AL IMPULSO NORMATIVO

El transporte supone aproximadamente el 24% de las emisiones directas de CO2 procedentes de combustibles fósiles, de las cuales, en torno a tres cuartas partes corresponden al tráfico rodado.26 Los fabricantes de automóviles ya se enfrentan a gran reglamentación nacional y supranacional en materia de emisiones y eficiencia en el consumo de combustible de sus flotas, por ejemplo, en grandes economías como Japón, China y la Unión Europea. Cada vez más gobiernos, incluidos los de Japón, España, Reino Unido y Canadá, anuncian fechas para las cuales se prohibirá la venta de vehículos nuevos de combustión interna. Estas normativas, en combinación con los rápidos avances en la tecnología de las baterías,27 deberían potenciar la demanda de vehículos eléctricos e híbridos.

LAS VENTAS DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS (VE) SE DEBEN ACELERAR

El crecimiento de las ventas de vehículos eléctricos se ha fortalecido en la última década y las existencias a escala global de vehículos eléctricos de pasajeros superaban los 5 millones de unidades en 2018, lo cual supone un incremento del 63% con respecto al año anterior. Sin embargo, suponen únicamente en torno al 2,6% de las ventas globales de vehículos y aproximadamente el 1% de la flota automovilística mundial (2019).28

 
 
 
GRÁFICO 2 Existencias de vehículos eléctricos por región y tecnología, 2013-2018
 

Fuente: AIE www.iea.org/reports/global-ev-outlook-2019

 
 

Para lograr la neutralidad, se estima que los vehículos con cero emisiones tendrán que suponer en torno al 60% de las ventas de vehículos nuevos a escala global para 2030.29 Para conseguir esta cifra, posiblemente se requiera un respaldo oficial sostenido y más avances en innovación para lograr la paridad de costes. Dada la envergadura de la oportunidad, esperamos que los fabricantes de automóviles sigan virando hacia flotas eléctricas. Esta mayor escala y el aumento de la competitividad en costes podrían contribuir a sostener el crecimiento de las ventas y empujarnos hacia la descarbonización. Pensamos que, en la próxima década, las sanciones vinculadas a altas emisiones y la pérdida de cuota de mercado penalizarán a los fabricantes que no prioricen la transición, mientras que las iniciativas oficiales y los flujos de inversión continuarán recompensando a los partícipes del mercado que se coloquen en cabeza.

Aspectos financieros

Si bien el sector financiero puede desempeñar un papel importante para determinar nuestro rumbo hacia la neutralidad30 con motivo de su influencia directa a indirecta en la economía, numerosos ámbitos del sector financiero siguen unidos a la financiación de los combustibles fósiles e intereses al respecto.31 Sin embargo, las inversiones necesarias para lograr una economía global verde son enormes. Con la proliferación de objetivos nacionales de neutralidad y medidas para el clima entre las grandes economías,32 es posible que asistamos a una mayor regulación del sector financiero. Pensamos que este enfoque del palo y la zanahoria está impulsando el interés del sector en varias iniciativas hacia la neutralidad.

El sector financiero se ve afectado por el cambio climático de diversas maneras. Las compañías especialmente expuestas a actividades con grandes emisiones de carbono en sus carteras de préstamos o de inversión podrían verse en una posición deficiente si el cambio normativo o tecnológico redujera la viabilidad de estos sectores. Por otra parte, los partícipes que aprovechen la oportunidad verde podrán disfrutar del potencial de obtener más ingresos y beneficiarse de las ventajas para su reputación propias de propiciar la transición hacia un modelo respetuoso con el medio ambiente. Creemos que es importante tener en cuenta qué instituciones están a la cabeza o a la cola analizando las emisiones que financian o mantienen en sus carteras, así como la manera en que las entidades financieras influyen en sus clientes y las compañías en que invierten para alinearlas con una senda hacia la neutralidad.

Conclusión

Dado que se reduce cada vez más rápidamente el margen para abordar el cambio climático, pensamos que el mundo se movilizará con acciones al respecto más audaces. Creemos que el mercado recompensará la innovación y penalizará la inacción. Es posible que los intentos por seguir adelante con un crecimiento con elevadas emisiones de carbono destruyan valor como resultado del creciente cambio tecnológico y reglamentario. La innovación en torno a soluciones de bajas emisiones de carbono será un factor impulsor crítico tanto del crecimiento económico como de una reducción sólida de las emisiones. Así pues, pensamos que los inversores seguirán demandando que sus carteras se encuentren posicionadas para mitigar los riesgos y llegar a aprovechar las oportunidades que brinda la transición hacia un modelo de bajas emisiones de carbono.

 
 

1 https://www.ipcc.ch/report/ar6/wg1/

2 N. Stern (2006), The Stern Review Report: the Economics of Climate Change.

3 https://webarchive.nationalarchives.gov.uk/ukgwa/20100407163608mp_/http://www.hm-treasury.gov.uk/d/Summary_of_Conclusions.pdf

4 www.carbonbrief.org/qa-what-does-chinas-14th-five-year-plan-mean-for-climate-change

5 https://icapcarbonaction.com/en/news-archive/742-china-launches-operational-phase-of-national-ets, Julio de 2021

6 PNUMA - Informe sobre la Brecha de Emisiones 2020

7 www.joebiden.com/climate-plan/

8 West Virginia Profile (eia.gov)

9 www.ec.europa.eu/clima/policies/strategies/progress_en

10 https://www.eea.europa.eu/highlights/climate-action-in-europe-eu

11 PNUMA - Informe sobre la Brecha de Emisiones 2020

12 www.worldbank.org/en/news/feature/2013/06/19/india-climate-change-impacts

13 https://www.woodmac.com/press-releases/india-leads-with-lowest-renewable-cost-in-asia-pacific/

14 www.reuters.com/world/india/no-bids-over-70-indian-coal-mines-up-auction-2021-07-09/

15 Informe mundial del gas natural licuado de IGU - Edición de 2021

16 https://www.ogauthority.co.uk/data-centre/data-downloads-and-publications/reserves-and-resources/

17 https://www.bbc.co.uk/news/science-environment-56503588

18 https://www.ucl.ac.uk/news/2020/jan/british-carbon-tax-leads-93-drop-coal-fired-electricity

19 Source: Climate Watch, based on raw data from IEA (2020)

20 www.transitionpathwayinitiative.org/publications/82.pdf?type=Publication

21 Source: IEA

22 www.climateaction100.org/progress/net-zero-company-benchmark/

23 www.iea.org/reports/net-zero-by-2050

24 Welsby, D., Price, J., Pye, S. et al. Unextractable fossil fuels in a 1.5 °C world. Nature 597, 230–234 (2021)

25 www.iea.blob.core.windows.net/assets/4315f4ed-5cb2-4264-b0ee-054fd34c118/The_Oil_and_Gas_Industry_in_Energy_Transitions.pdf

26 https://www.iea.org/reports/tracking-transport-2020, mayo de 2020

27 www.about.bnef.com/blog/battery-pack-prices-fall-as-market-ramps-up-with-market-average-at-156-kwh-in-2019/

28 www.iea.org/reports/electric-vehicles

29 Perspectiva de BNEF para 2021 sobre vehículos eléctricos

30Al respecto de los bancos que ofrecen información en este sentido, CDP concluyó que las emisiones que se financian superan en más de 700 veces a las emisiones operativas comunicadas – The Time to Green Finance

31 En los cinco años transcurridos desde la adopción del Acuerdo de París, los 60 bancos del sector privado más grandes del mundo han destinado financiación a los combustibles fósiles por valor de 3,8 billones de USD, según Rainforest Action Network

32 La mitad de la economía mundial se encuentra vinculada con algún tipo de compromiso con la neutralidad – https://www.businessgreen.com/news/4010947/half-world-economy-eyeing-net-zero-transition-analysis


 
 

CONSIDERACIONES SOBRE RIESGOS

No existe garantía de que la estrategia vaya a alcanzar su objetivo de inversión. Las carteras están expuestas al riesgo de mercado, que es la posibilidad de que los valores de mercado de los títulos de la cartera bajen y que, por consiguiente, el valor de las acciones de la cartera sea inferior al que usted pagó por ellas.  Los valores de mercado pueden cambiar a diario por acontecimientos económicos y de otro tipo (por ejemplo, catástrofes naturales, crisis sanitarias, atentados terroristas, conflictos y disturbios) que afecten a mercados, países, compañías o gobiernos. Resulta difícil predecir el momento en que se producirán tales acontecimientos, así como su duración y sus posibles efectos adversos (por ejemplo, para la liquidez de las carteras).  En consecuencia, su inversión en esta cartera podrá comportar pérdidas. Tenga en cuenta que esta estrategia puede estar sujeta a determinados riesgos adicionales. Existe el riesgo de que la metodología de asignación de activos y los supuestos del asesor con respecto a las carteras subyacentes sean incorrectos a la luz de las condiciones reales del mercado, por lo que la cartera podría no alcanzar su objetivo de inversión. Las cotizaciones también suelen presentar volatilidad y existe una posibilidad significativa de pérdida. Las inversiones de la cartera en pagarés vinculados a materias primas implican riesgos sustanciales, incluido el riesgo de perder una parte significativa del valor de su capital principal. Además de los riesgos relacionados con las materias primas, estas inversiones pueden estar sujetas a otros riesgos específicos, como el riesgo de pérdida de intereses y del capital principal, la ausencia de un mercado secundario y el riesgo de mayor volatilidad, los cuales no afectan a los títulos tradicionales de renta variable y de renta fija. Las fluctuaciones de las divisas podrían anular las ganancias por inversiones o acentuar las pérdidas por inversiones. Los títulos de renta fija están sujetos a la capacidad del emisor de realizar puntualmente los pagos del capital principal y los intereses (riesgo de crédito), a las variaciones de los tipos de interés (riesgo de tipos de interés), a la solvencia del emisor y a la liquidez del mercado en general (riesgo de mercado). En un entorno de subidas de los tipos de interés, los precios de los bonos pueden caer y dar lugar a periodos de volatilidad y a aumentos de los reembolsos en las carteras. En un entorno de caídas de los tipos de interés, la cartera puede generar menos ingresos. Los títulos más a largo plazo pueden ser más sensibles a las variaciones de los tipos de interés. Los títulos de renta variable y extranjeros suelen ser más volátiles que los títulos de renta fija y están supeditados a riesgos de divisa, políticos, económicos y de mercado. La valoración de los títulos de renta variable fluctúa en respuesta a actividades específicas de las compañías. Las acciones de compañías de pequeña capitalización entrañan riesgos específicos, como una limitación de líneas de productos, mercados y recursos financieros y una volatilidad de mercado mayor que los títulos de compañías más grandes y consolidadas. Los riesgos de invertir en países de mercados emergentes son mayores que los riesgos asociados a inversiones en mercados desarrollados extranjeros. Las participaciones defondos cotizados entrañan muchos de los mismos riesgos que las inversiones directas en acciones ordinarias o bonos y su valor de mercado fluctuará a medida que varíe el valor del índice subyacente. Al invertir en fondos cotizados y otros fondos de inversión, la cartera absorbe tanto sus propios gastos como los de los fondos cotizados y los fondos de inversión en los que invierte. La oferta y la demanda de fondos cotizados y de fondos de inversión pueden no estar correlacionadas con las de los títulos subyacentes. Los instrumentos derivados pueden ser ilíquidos, podrían incrementar las pérdidas de forma desproporcionada e imprimir un efecto negativo potencialmente amplio en la rentabilidad de la cartera. Un contrato de divisas a plazo es una herramienta de cobertura que no implica ningún pago inicial. El uso de apalancamiento puede incrementar la volatilidad de la cartera.

Las estrategias ESG que incorporan inversión de impacto y/o factores medioambientales, sociales y de gobierno (ESG) podrían provocar que la rentabilidad relativa de la inversión se desvíe de otras estrategias o índices de referencia generales del mercado, en función de que los sectores o las inversiones de que se trate gocen o no del favor del mercado. Por tanto, no se garantiza que las estrategias ESG vayan a traducirse en rentabilidades de inversión más favorables.

 
andrew.harmstone
Managing Director
Global Balanced Risk Control Team
 
li.zhang
Executive Director
Global Balanced Risk Control Team
 
christian.goldsmith
Executive Director
Lead Portfolio Specialist
 
 
 
 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Los puntos de vista y las opiniones pertenecen al autor en la fecha de publicación, podrán variar en cualquier momento debido a las condiciones del mercado o económicas y podrían no llegar a materializarse. Además, tales puntos de vista no se actualizarán o revisarán de otro modo con el fin de recoger la información disponible o las circunstancias existentes y los cambios que se produzcan después de la fecha de publicación. Los puntos de vista expresados no reflejan los de todos los gestores de carteras de Morgan Stanley Investment Management (MSIM) ni los de la compañía en conjunto y podrían no plasmarse en todos los productos y las estrategias que ofrece.

Las previsiones y/o las estimaciones que se facilitan en este documento pueden variar y no llegar a materializarse. La información relativa a rentabilidades de mercado previstas y perspectivas de mercado se basa en los estudios, los análisis y las opiniones de los autores. Estas conclusiones son de naturaleza especulativa, pueden no llegar a producirse y no pretenden predecir la rentabilidad futura de ningún producto concreto de Morgan Stanley Investment Management.

Salvo que se indique lo contrario, los puntos de vista y las opiniones que se recogen en este documento corresponden a los del equipo de gestión de carteras y se basan en el estado de los asuntos tratados en el momento de su redacción y no en fechas posteriores; tales puntos de vista y opiniones no se actualizarán ni se revisarán de otro modo para recoger información disponible, las circunstancias existentes o los cambios que se produzcan después de la fecha de publicación.

Algunos de los datos que aquí se incluyen se basan en información obtenida de terceros considerados fiables. Sin embargo, no hemos verificado dicha información, por lo que no formulamos declaración alguna con respecto a su precisión o su integridad.

Este documento es una comunicación general que no es imparcial y que se ha elaborado exclusivamente a efectos ilustrativos y formativos y no constituye una oferta ni una recomendación para comprar o vender títulos concretos ni para adoptar una estrategia de inversión determinada.  La información que figura en este documento no se ha elaborado atendiendo a las circunstancias particulares de ningún cliente y no constituye asesoramiento de inversión ni debe interpretarse en forma alguna como asesoramiento fiscal, contable, jurídico o regulatorio. Por consiguiente, antes de tomar una decisión de inversión, los inversores deben consultar a un asesor jurídico y financiero independiente para que les informe sobre las consecuencias fiscales de dicha inversión.

La rentabilidad pasada no es garantía de resultados futuros. Los diagramas y los gráficos que se recogen en este documento se proporcionan con fines meramente ilustrativos.

Esta comunicación no es un producto del departamento de análisis de Morgan Stanley y no debe considerarse una recomendación basada en análisis. La información recogida en este documento no se ha elaborado de conformidad con los requisitos legales establecidos para promover la independencia del análisis de inversiones y no está sujeta a ninguna prohibición de contratación antes de la difusión de análisis de inversiones.

No existen garantías de que una estrategia de inversión vaya a funcionar en todas las condiciones de mercado, por lo que cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente en periodos de retrocesos en el mercado. Antes de invertir, los inversores deben consultar minuciosamente el documento de oferta correspondiente del producto. Hay diferencias importantes en la forma de ejecutar la estrategia en cada uno de los vehículos de inversión.

DISTRIBUCIÓN

Esta comunicación se dirige exclusivamente a personas que residan en jurisdicciones donde la distribución o la disponibilidad de la información que aquí se recoge no vulneren las leyes o los reglamentos locales y solo se distribuirá entre estas personas.

EMEA: Esta comunicación comercial la emite MSIM Fund Management (Ireland) Limited. MSIM Fund Management (Ireland) Limited está regulada por el Banco Central de Irlanda. MSIM Fund Management (Ireland) Limited está constituida en Irlanda como sociedad de responsabilidad limitada con el número de registro 616661 y tiene su domicilio social en The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson's Quay, Dublín 2, D02 VC42 (Irlanda).

Irlanda: MSIM Fund Management (Ireland) Limited. Domicilio social: The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson's Quay, Dublín 2 (Irlanda). Inscrita en Irlanda con el número de sociedad 616661.  Regulada por el Banco Central de Irlanda. Reino Unido: Morgan Stanley Investment Management Limited está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera. Inscrita en Inglaterra. Número de registro: 1981121. Domicilio social: 25 Cabot Square, Canary Wharf, Londres E14 4QA, autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera. Dubái: Morgan Stanley Investment Management Limited (Representative Office, Unit Precinct 3-7th Floor-Unit 701 and 702, Level 7, Gate Precinct Building 3, Dubai International Financial Centre, Dubái, 506501 (Emiratos Árabes Unidos). Teléfono: +97 (0)14 709 7158). Alemania: MSIM Fund Management (Ireland) Limited Niederlassung Deutschland Junghofstraße 13-15 60311 Fráncfort del Meno (Alemania) (Gattung: Zweigniederlassung [FDI] gem. § 53b KWG). Italia: MSIM Fund Management (Ireland) Limited, Milan Branch (Sede Secondaria di Milano) es una sucursal de MSIM Fund Management (Ireland) Limited, sociedad inscrita en Irlanda, regulada por el Banco Central de Irlanda y con domicilio social en The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson’s Quay, Dublín 2, D02 VC42 (Irlanda). MSIM Fund Management (Ireland) Limited, Milan Branch (Sede Secondaria di Milano), con sede en Palazzo Serbelloni, Corso Venezia, 16, 20121 Milán (Italia), se encuentra inscrita en Italia con el número de sociedad y de IVA 11488280964. Países Bajos: MSIM Fund Management (Ireland) Limited, Rembrandt Tower, 11th Floor, Amstelplein 1, 1096HA (Países Bajos). Teléfono: 31 2-0462-1300. Morgan Stanley Investment Management es una sucursal de MSIM Fund Management (Ireland) Limited. MSIM Fund Management (Ireland) Limited está regulada por el Banco Central de Irlanda. Francia: MSIM Fund Management (Ireland) Limited, Paris Branch es una sucursal de MSIM Fund Management (Ireland) Limited, sociedad inscrita en Irlanda, regulada por el Banco Central de Irlanda y con domicilio social en The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson’s Quay, Dublín 2, D02 VC42 (Irlanda). MSIM Fund Management (Ireland) Limited, Paris Branch, con domicilio social en 61 rue de Monceau, 75008 Paris (Francia), se encuentra inscrita en Francia con el número de sociedad 890 071 863. España: MSIM Fund Management (Ireland) Limited, Sucursal en España es una sucursal de MSIM Fund Management (Ireland) Limited, sociedad inscrita en Irlanda, regulada por el Banco Central de Irlanda y con domicilio social en The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson’s Quay, Dublín 2, D02 VC42 (Irlanda). MSIM Fund Management (Ireland) Limited, Sucursal en España, con domicilio social en calle Serrano 55, 28006 Madrid (España), se encuentra inscrita en España con el número de identificación fiscal W0058820B. Suiza: Morgan Stanley & Co. International plc, London, Zurich Branch. autorizada y regulada por la Eidgenössische Finanzmarktaufsicht (“FINMA”). Inscrita en el registro mercantil de Zúrich con el número CHE-115.415.770. Domicilio social: Beethovenstraße 33, 8002 Zúrich (Suiza). Teléfono +41 (0) 44 588 1000. Fax: +41(0) 44 588 1074.

Hong Kong: Este documento lo emite Morgan Stanley Asia Limited para utilizarse en Hong Kong y únicamente se podrá ofrecer a “inversores profesionales”, según se define este término en la Ordenanza de valores y futuros (Securities and Futures Ordinance) de Hong Kong (capítulo 571). El contenido de este documento no lo ha revisado ni aprobado ninguna autoridad reguladora, ni siquiera la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong. En consecuencia, salvo en casos de exención conforme a la legislación pertinente, este documento no podrá emitirse, facilitarse, distribuirse, dirigirse ni ofrecerse al público en Hong Kong.

EE. UU.

Una cuenta gestionada por separado podría no ser adecuada para todos los inversores. Las cuentas gestionadas por separado según la estrategia incluyen diversos títulos y no reproducirán necesariamente la rentabilidad de un índice. Antes de invertir, estudie minuciosamente los objetivos de inversión, los riesgos y las comisiones de la estrategia. Se requiere un nivel mínimo de activos. Para obtener información importante sobre el gestor de inversiones, consulte la parte 2 del formulario ADV.

Antes de invertir, estudie minuciosamente los objetivos de inversión, los riesgos, las comisiones y los gastos de los fondos. En los folletos, figuran esta y otra información sobre los fondos. Para obtener un ejemplar del folleto, descárguelo en morganstanley.com/im o llame al 1-800-548-7786. Lea el folleto detenidamente antes de invertir.

Morgan Stanley Distribution, Inc. actúa como distribuidor de los fondos de Morgan Stanley.

SIN SEGURO DE LA FDIC | SIN GARANTÍA BANCARIA | POSIBLES PÉRDIDAS DE VALOR | SIN LA GARANTÍA DE NINGUNA AGENCIA DEL GOBIERNO FEDERAL | NO ES UN DEPÓSITO

Singapur: Esta publicación no debe considerarse una invitación de suscripción o adquisición, directa o indirectamente, dirigida al público o a cualquier persona concreta de este en Singapur, salvo a (i) inversores institucionales conforme al artículo 304 del capítulo 289 de la Ley de valores y futuros (Securities and Futures Act, “SFA”) de Singapur, (ii) a “personas relevantes” (incluidos inversores acreditados) de conformidad con el artículo 305 de la SFA, y de acuerdo con las condiciones especificadas en el artículo 305 de la SFA, o (iii) de otro modo de conformidad y de acuerdo con las condiciones de cualquier otra disposición aplicable de la SFA. La Autoridad Monetaria de Singapur no ha revisado esta publicación.

Australia: Esta publicación la distribuye en Australia Morgan Stanley Investment Management (Australia) Pty Limited, ACN: 122040037, AFSL n.º 314182, que acepta la responsabilidad de su contenido. Esta publicación y cualquier acceso a ella están dirigidos exclusivamente a “clientes mayoristas”, según el significado que se le atribuye a este término en la Ley de sociedades (Corporations Act) de Australia.

Taiwán: Este documento se ofrece con fines meramente informativos y no constituye invitación allá donde resultara ilícito. Los productos que aquí se mencionan pueden o no estar registrados ante la Oficina de Valores y Futuros de la Comisión de Supervisión Financiera de Taiwán (República de China) con arreglo a las leyes y los reglamentos de valores correspondientes. Tales productos solo pueden ofrecerse en la República de China si (a) se encuentran registrados para la venta al público en la República de China o (b) si se ofrecen en colocación privada a instituciones financieras concretas u otras entidades y personas físicas que reúnan criterios específicos con arreglo a las disposiciones de colocación privada de la normativa de la República de China que rigen los fondos offshore.

Corea: Este documento no constituye oferta de valores en Corea y bajo ninguna circunstancia habrá de interpretarse como tal. No se formulan declaraciones con respecto a la idoneidad de cualesquiera destinatarios de este documento con arreglo a las leyes de Corea, incluidos, sin intención limitativa, la Ley de operaciones con divisas (Foreign Exchange Transactions Act) y sus reglamentos dimanantes. El fondo que se menciona en este documento puede haberse o no registrado ante la Comisión de Servicios Financieros de Corea con arreglo a la Ley de servicios de inversión financieros y mercados de capitales (Financial Investment Services and Capital Markets Act) y no podrá ofrecerse directa o indirectamente en Corea ni a ningún residente de Corea salvo conforme a las leyes y los reglamentos aplicables de Corea.

Japón: En el caso de los inversores profesionales, este documento se facilita o se distribuye solo con fines informativos. En el caso de aquellas personas que no sean inversores profesionales, este documento se distribuye en relación con el negocio de Morgan Stanley Investment Management (Japan) Co., Ltd. (“MSIMJ”) con respecto a contratos de gestión discrecional de inversiones y contratos de asesoramiento de inversiones. Este documento no se concibe como una recomendación o una invitación para llevar a cabo operaciones ni ofrece ningún instrumento financiero concreto. En virtud de un contrato de gestión de inversiones, con respecto a la gestión de activos de un cliente, el cliente ordena políticas de gestión básicas por adelantado y encarga a MSIMJ que tome todas las decisiones de inversión con base en un análisis del valor de los títulos, entre otros factores, y MSIMJ acepta dicho encargo. El cliente deberá delegar en MSIMJ las facultades necesarias para realizar inversiones. MSIMJ ejerce las facultades delegadas con base en las decisiones de inversión de MSIMJ y el cliente se abstendrá de emitir instrucciones concretas. Todos los beneficios y las pérdidas de inversión pertenecen a los clientes; el capital principal no está garantizado. Antes de invertir, estudie los objetivos de inversión y la naturaleza de los riesgos. Se aplicará una comisión de asesoramiento de inversiones por contratos de asesoramiento de inversiones o contratos de gestión de inversiones, en proporción al plazo del contrato y en función de la cantidad de activos objeto del contrato, multiplicada por cierto tipo (como máximo, del 2,20% anual, impuestos incluidos). En el caso de algunas estrategias, puede aplicarse una comisión de contingencia, además de la comisión que se menciona anteriormente. También puede incurrirse en gastos indirectos, como comisiones de intermediación de valores registrados. Dado que estos gastos y comisiones varían en función del contrato y otros factores, MSIMJ no puede indicar los tipos, los límites máximos, etc. por adelantado. Todos los clientes deben leer minuciosamente los documentos que se facilitan antes de la suscripción de un contrato antes de formalizarlo. Este documento lo distribuye en Japón MSIMJ, sociedad inscrita con el número 410 (Dirección de la oficina financiera local de Kanto [sociedades de instrumentos financieros]), afiliación: Japan Securities Dealers Association, Investment Trusts Association, Japan, Japan Investment Advisers Association y Type II Financial Instruments Firms Association.

Canadá

PARA USO ÚNICAMENTE CON "CLIENTES AUTORIZADOS" CONFORME A LA LEGISLACIÓN DE CANADÁ. NO SE PUEDE UTILIZAR CON EL PÚBLICO EN GENERAL Esta presentación la publica en Canadá Morgan Stanley Investment Management Inc. ("MSIM"), que lleva a cabo sus actividades en Canadá de conformidad con la exención relativa a los asesores internacionales establecida en los requisitos de registro de asesores canadienses. Esta presentación no constituye una oferta para prestar servicios de asesoramiento de inversiones en circunstancias en las que la exención relativa a los asesores de inversiones no esté disponible. MSIM solo puede asesorar cuentas administradas por separado de "clientes autorizados" y solo puede gestionar cuentas que inviertan en emisores no canadienses.  Los “clientes autorizados”, según se define en el Instrumento Nacional Canadiense 31-103, generalmente incluyen entidades financieras canadienses o particulares con 5 millones de CAD en activos financieros y entidades con al menos 25 millones de CAD en activos netos. Los "clientes autorizados" solo pueden invertir en una cuenta administrada por separado a la que se hace referencia en esta presentación mediante la celebración de un acuerdo de gestión de inversiones con MSIM, del cual esta presentación no forma parte. Los materiales que describen la experiencia, las estrategias y/u otros aspectos de inversión de las cuentas administradas por separado gestionadas por MSIM se le pueden proporcionar previa petición para su consideración de los servicios de asesoramiento de inversiones disponibles que ofrece MSIM.  MSIM y algunas de sus sociedades dependientes pueden actuar como gestores de carteras para las cuentas administradas por separado que se describen en esta presentación y pueden tener derecho a recibir comisiones en relación con estas.

La totalidad o parte de este documento no puede ser reproducida, copiada, modificada, utilizada para crear un trabajo derivado, ejecutada, mostrada, publicada, cargada, objeto de licencia, enmarcada, distribuida o transmitida directa o indirectamente ni cualquiera de sus contenidos divulgados a terceros sin el consentimiento expreso por escrito de MSIM.  El documento no puede ser objeto de enlace a menos que el hipervínculo sea para uso personal y no comercial.  Toda la información que figura en este documento es propia y cuenta con la protección de la legislación sobre derechos de autor.

Morgan Stanley Investment Management es la división de gestión de activos de Morgan Stanley.

Este documento podrá traducirse a otros idiomas. Cuando se haga tal traducción, la versión en inglés se considerará definitiva. En caso de discrepancias entre la versión en inglés y cualquier versión de este documento en otro idioma, prevalecerá la versión en inglés.

Morgan Stanley Investment Management es la división de gestión de activos de Morgan Stanley.

 

Es importante que los usuarios lean las Condiciones de uso antes de proceder, ya que explican ciertas restricciones legales y reglamentarias aplicables a la difusión de la información relativa a los productos de inversión de Morgan Stanley Investment Management.

Los servicios descritos en este sitio web pueden no estar disponibles en todas las jurisdicciones o para todas las personas. Para obtener más información, consulte nuestras Condiciones de uso.


Privacidad    •    Condiciones de uso

©  Morgan Stanley. Reservados todos los derechos.