Insight Article Desktop Banner
 
 
Global Equity Observer
  •  
febrero 23, 2022

Cambio climático: una cuestión de todos

Insight Video Mobile Banner
 
febrero 23, 2022

Cambio climático: una cuestión de todos


Global Equity Observer

Cambio climático: una cuestión de todos

Share Icon

febrero 23, 2022

 
 

El cambio climático es cosa de todos. Tras haberse implicado sobre esta cuestión con el 95% de las compañías de sus estrategias globales, el equipo International Equity aborda que las compañías asuman su responsabilidad sobre cambio climático.

 
 

En 2021, lanzamos un programa de implicación en materia de carbono en todas nuestras estrategias globales  con el objetivo de valorar los riesgos y las oportunidades climáticas de cada posición, comprender sus perfiles climáticos y promover mejoras. Iniciamos dicho programa para determinar la resiliencia de nuestra cartera ante un futuro con bajas emisiones de carbono. Nos reunimos con el 95% de todas las compañías que mantenemos en nuestras estrategias globales, un nivel muy por encima de la media del sector en cuanto a implicación con empresas (según un informe reciente de Principios para la Inversión Responsable, que cuenta con el respaldo de las Naciones Unidas y que sugiere que el nivel medio es tan solo del 19%).1

Los resultados que hemos obtenido han sido positivos. Seis de cada siete compañías de las que invertimos que en un primer momento carecían de objetivos climáticos se disponen bien a establecerlos o aplicarlos, y nueve compañías mejoraron sus metas actuales hasta la neutralidad en cuanto a emisiones de carbono o unas emisiones netas de cero.  En general, a comienzos de 2021, una media del 54% de las posiciones de todas nuestras estrategias globales habían establecido objetivos, al menos, de cero emisiones netas. Para finales de año, esta media había subido al 71%.  Por otro lado, según un informe de la Universidad de Oxfordsobre las 2000 compañías de la lista de Forbes a escala global, solo un 21% cuenta con objetivos de cero emisiones netas.

El cambio climático es en la actualidad cosa de todos. El Informe del Grupo de Trabajo I del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre las bases físicas del cambio climático mantiene que todavía es posible limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C, pero solo si el mundo actúa de manera inmediata.3 En nuestra opinión, atajar el cambio climático no es solamente lo correcto, sino que además tiene pleno sentido desde el punto de vista económico.  Nuestro mensaje para las compañías con que nos implicamos es claro: no abordar la cuestión de las emisiones de carbono supone actualmente un riesgo. Las compañías se enfrentan al peligro de que sus emisiones sean reguladas y tengan que pagar impuestos por ellas, lo que pone en riesgo su posición competitiva, sus activos físicos, su reputación, sus beneficios, su valoración y puede que incluso su futuro.

Para los inversores, evaluar el riesgo que plantean las emisiones de carbono de las compañías forma parte del proceso a la hora de analizar y seleccionar acciones.  La información de alta calidad pertinente a las compañías que buscamos solo se puede obtener implicándose directamente con ellas, no a través de terceros.  La implicación es la seña de identidad de nuestro proceso integrado de inversión basado en cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno (ESG). En total, nos reunimos con compañías en 143 ocasiones al respecto de cuestiones ESG en 2021. En nuestras interacciones con las compañías, no intercambiamos información de manera mecánica, celebrando reuniones anónimas en grupo o manteniendo conferencias rápidas,  pues preferimos diálogos personales con los equipos directivos y los especialistas en ESG sénior de las compañías.  Por nuestras dimensiones y nuestros prolongados periodos con posición, tenemos el lujo de contar con un acceso excelente.  Aunque siempre habrá una o dos compañías con las que resultará complicado reunirse, nos enorgullece afirmar que nos reunimos prácticamente con todas nuestras posiciones globales solo para abordar la cuestión del carbono en 2021.

Implicación específica para promover resultados

El tipo de implicación a la que aspiramos varía en función de la matriz de madurez climática de cada compañía;  puede ser contribuyendo a iniciar su andadura hacia la reducción del carbono, procurando una mejora de la transparencia y la adopción de responsabilidades o cuestionando objetivos bien intencionados que podrían carecer de caminos creíbles.  En el caso de aquellas compañías que van por el buen camino en cuanto a provisión de información, objetivos y actuaciones, utilizamos nuestras interacciones tanto para seguir su evolución como para fomentar que prosiga su liderazgo.

Los resultados a los que aspiramos —o los riesgos— varían de un sector a otro.  Tras nuestra primera reunión específica sobre el carbono con una compañía industrial/tecnológica de calidad en la que invertimos que en un primer momento carecía de objetivos al respecto, sus responsables nos invitaron a abordar con ellos y con un consultor nuestros puntos de vista sobre prácticas óptimas y expectativas de los inversores.  A su vez, esto les permitirá formular su estrategia de carbono, resultado que, a nuestro juicio, demuestra la eficacia de una implicación específica.

En otro sector, con una compañía de información crediticia del consumidor en la que invertimos, cuestionamos por qué no se incluían objetivos medioambientales y sociales en los incentivos de su dirección.  Sus responsables reconocieron que las circunstancias están cambiando y nos informaron de que se trata de una cuestión que se está debatiendo activamente de forma interna. En línea con el tema del cambio de las circunstancias, en el contexto de las emisiones de Alcance 1, preguntamos cómo medían la huella de CO2 del personal que está trabajando desde casa y el impacto de un modelo de trabajo posiblemente diferente de cara al futuro. También les cuestionamos las ventajas de contar con centros de datos en Texas dado que la calefacción y la refrigeración son un componente significativo de sus emisiones.  También se están planteando activamente su postura en este sentido.

La implicación no solamente consiste en cuestionar políticas u objetivos, sino también en analizar oportunidades relacionadas con el clima.  Puede que a este respecto todavía quede para lograr resultados positivos dado que algunas iniciativas son relativamente recientes, aunque bien podrían resultar más significativas en el tiempo.  Los responsables de uno de los grupos de mercados globales líderes en los que invertimos consideran que los cambios reglamentarios son positivos y que "están apareciendo proyectos nuevos relativos a este ámbito en todas partes".  De esta forma, consideran hallarse en una situación óptima para crear productos que negociar en mercados regulados.

Para otra de las compañías en las que invertimos (una consultora de dirección de empresas líder del sector), sus alianzas con numerosas compañías líderes a escala global, en combinación con una base de clientes que en algunos casos también forma parte de su red de suministro, la sitúan en una posición única para avanzar en iniciativas sostenibles.  En cuanto a sus proveedores, en el marco del objetivo de la compañía de alcanzar cero emisiones netas para 2025, aspira a que el 90% de sus proveedores clave comunique sus objetivos medioambientales.  Al respecto de alianzas, en un negocio conjunto con la compañía de software líder en todo el mundo, la empresa está ayudando a compañías de suministros y energía del Reino Unido a transformar el sistema energético y reducir el coste de descarbonizar la oferta y la demanda de electricidad en el Reino Unido, todo ello sustentado por datos abiertos, inteligencia artificial y una mano de obra dotada de habilidades digitales.  En nuestra implicación con la compañía, preguntamos por qué no se incluían objetivos medioambientales en los incentivos de la dirección, cuando la diversidad y la inclusión sí se incluyen. Sus responsables tomaron nota de nuestra sugerencia para abordarla internamente.

El futuro del programa

Una vez finalizada la primera fase de nuestro programa, nuestro plan para 2022 consiste en continuar abogando por resultados mejores en cuatro ámbitos fundamentales: (i) optimización de la transparencia y la provisión de información; (ii) fortalecimiento de objetivos de cero emisiones netas y adopción de objetivos con base científica y en cuanto a emisiones de Alcance 3, en los casos en que se carezca de ellos; (iii) mejora de la conformidad de los incentivos de los equipos directivos, promoviendo que se vinculen los objetivos medioambientales y sociales a la remuneración de los ejecutivos a fin de promover su cumplimiento; y (iv) traslado del foco hacia soluciones basadas en la naturaleza y al riesgo de los activos físicos.

El cambio climático no es algo que solo pueda atajar una persona o un grupo reducido, sea cual fuere su determinación o su compromiso;  sin embargo, lo que podemos hacer es seguir pidiendo que las compañías en las que invertimos asuman su responsabilidad en este sentido, promoviendo y propiciando el cambio.

Lo que no cambia nunca es nuestro incesante enfoque hacia poseer compounders de alta calidad con valoraciones razonables.  En repetidas ocasiones durante los últimos 25 años, invertir en compañías con estas características ha resultado positivo en momentos difíciles: desde el auge y la caída de las “punto com” a comienzos de siglo y recesiones económicas hasta, más recientemente, la pandemia global.  Han demostrado su resiliencia relativa cuando más se ha necesitado. Los sólidos factores económicos subyacentes que valoramos el aumento sostenido de los beneficios a lo largo del tiempo con elevados retornos sobre el capital operativo— son los fundamentales de alta calidad que, como seguimos creyendo, contribuirán a fijar el mejor camino para lograr unas rentabilidades atractivas a largo plazo.

 
nic.sochovsky
Managing Director
International Equity Team
 
vladimir.demine
Head of ESG Research
International Equity Team
 
alistair.corden.lloyd
Executive Director
 
 
 
 
 
 
 

Definiciones

Son de alcance 1 las emisiones directas propias de una compañía (por ejemplo, centrales eléctricas de carbón/gas, hornos cementeros, altos hornos y su flota de camiones).

Son de alcance 2 las emisiones integradas en las compras de electricidad de la organización. Dependen del a) consumo de energía de la fábrica o la producción y de b) la cesta energética del proveedor de electricidad, con independencia de que provenga de fuentes renovables o de combustibles fósiles. Este extremo es una cuestión de elección en numerosos países.

El alcance 3 (emisiones indirectas) tiene que ver con la cadena de suministro (operaciones iniciales) y la logística de los clientes y las emisiones derivadas del consumo del producto (operaciones posteriores).

1. Fuente: Principios para la Inversión Responsable, foto fija de renta variable cotizada 2017-2020, 8 de octubre de 2020.

2. Fuente: ECIU Oxford University – Taking Stock. A Global Assessment of Net Zero Targets, marzo de 2021.

3. Fuente: Grupo de Trabajo I del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y declaración del Secretario General de las Naciones Unidas sobre el informe de dicho grupo de trabajo sobre las bases físicas del cambio climático del Sexto ciclo de evaluación, 9 de agosto de 2021.

Consideraciones sobre riesgos

No existe garantía de que una cartera vaya a alcanzar su objetivo de inversión. Las carteras están sujetas al riesgo de mercado, que es la posibilidad de que bajen los valores de mercado de los títulos que posee la cartera. Los valores de mercado pueden cambiar a diario por acontecimientos económicos y de otro tipo (por ejemplo, catástrofes naturales, crisis sanitarias, atentados terroristas, conflictos y disturbios) que afecten a mercados, países, compañías o gobiernos. Resulta difícil predecir el momento en que se producirán tales acontecimientos, así como su duración y sus posibles efectos adversos (por ejemplo, para la liquidez de las carteras). En consecuencia, su inversión en esta estrategia podrá comportar pérdidas. Tenga en cuenta que esta estrategia puede estar sujeta a determinados riesgos adicionales. Los cambios en la economía mundial, el consumo, la competencia, la evolución demográfica y las preferencias de los consumidores, la regulación pública y las condiciones económicas podrían afectar negativamente a compañías con negocios globales y tener un impacto desfavorable en la estrategia en mayor medida que si los activos de esta estuvieran invertidos en una variedad más amplia de compañías. En general, los valores de los títulos de renta variable también fluctúan en respuesta a actividades propias de una compañía. Las inversiones en mercados extranjeros comportan riesgos específicos como, por ejemplo, de divisa, políticos, económicos y de mercado. Las acciones de compañías de pequeña y mediana capitalización entrañan riesgos específicos, como una limitación de líneas de productos, mercados y recursos financieros y una volatilidad de mercado mayor que los títulos de compañías más grandes y consolidadas. Los riesgos de invertir en países de mercados emergentes son mayores que los riesgos asociados a inversiones en mercados desarrollados extranjeros. Los instrumentos derivados pueden incrementar las pérdidas de forma desproporcionada y tener un impacto significativo en la rentabilidad. También pueden estar sujetos a riesgos de contraparte, liquidez, valoración, correlación y de mercado. Los títulos ilíquidos pueden ser más difíciles de vender y de valorar que los que cotizan en mercados organizados (riesgo de liquidez). Las carteras no diversificadas a menudo invierten en un número más reducido de emisores. En consecuencia, los cambios en la situación financiera o el valor de mercado de un solo emisor pueden causar una mayor volatilidad. Las estrategias ESG que incorporan inversión de impacto y/o factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) podrían provocar que la rentabilidad relativa de la inversión se desvíe de otras estrategias o índices de referencia generales del mercado, en función de que los sectores o las inversiones de que se trate gocen o no del favor del mercado. Por tanto, no se garantiza que las estrategias ESG vayan a traducirse en rentabilidades de inversión más favorables.

INFORMACIÓN IMPORTANTE

No existen garantías de que una estrategia de inversión vaya a funcionar en todas las condiciones de mercado, por lo que cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente en periodos de retrocesos en el mercado.

Una cuenta gestionada por separado podría no ser adecuada para todos los inversores. Las cuentas gestionadas por separado según la estrategia concreta incluyen diversos títulos que pueden no seguir necesariamente la rentabilidad de un índice concreto. Se requiere un nivel mínimo de activos.

Para obtener información importante sobre los gestores de inversiones, consulte la parte 2 del formulario ADV.

Los puntos de vista y las opiniones y/o los análisis expresados pertenecen al autor o al equipo de inversión en la fecha de elaboración de este documento, podrán variar en cualquier momento sin previo aviso debido a las condiciones del mercado o económicas y podrían no llegar a materializarse.

Además, tales puntos de vista no se actualizarán o revisarán de otro modo con el fin de recoger la información disponible o las circunstancias existentes y los cambios que se produzcan después de la fecha de publicación. Los puntos de vista expresados no reflejan los de todo el personal de inversión de Morgan Stanley Investment Management (MSIM) ni los de sus sociedades dependientes o filiales (en conjunto "la firma") y podrían no plasmarse en todos los productos y las estrategias que esta ofrece.

Este documento se ha preparado sobre la base de información disponible de forma pública, datos desarrollados internamente y otras fuentes externas consideradas fiables. Sin embargo, no se formula declaración alguna con respecto a su exactitud y la firma no ha buscado verificar de forma independiente la información obtenida de fuentes públicas y de terceros.

Este documento es una comunicación general que no es imparcial y toda la información provista se ha elaborado exclusivamente a efectos ilustrativos y formativos y no constituye una oferta o una recomendación para comprar o vender títulos concretos ni para adoptar una estrategia de inversión determinada. La información recogida en este documento no se ha elaborado atendiendo a las circunstancias particulares de ningún inversor y no constituye asesoramiento de inversiones ni debe interpretarse en modo alguno como asesoramiento fiscal, contable, jurídico o regulatorio. Por consiguiente, antes de tomar una decisión de inversión, los inversores deben consultar a un asesor jurídico y financiero independiente para que les informe sobre las consecuencias fiscales de tal inversión.

Los diagramas y los gráficos que se recogen en este documento se proporcionan con fines meramente ilustrativos. La rentabilidad histórica no es garantía de resultados futuros.

La cuenta representativa ha empleado la estrategia de inversión de manera similar a la utilizada en las cuentas gestionadas por separado del equipo y otros vehículos de inversión, es decir, que en general se rigen de manera coherente. Sin embargo, las decisiones de gestión de carteras tomadas para tal cuenta representativa pueden diferir (es decir, con respecto a la liquidez o la diversificación) de las decisiones que el equipo de gestión de carteras tomaría para cuentas gestionadas por separado y otros vehículos de inversión. Además, las posiciones y la actividad de la cartera de la cuenta representativa pueden no ilustrar algunas cuentas gestionadas por separado en el marco de esta estrategia por el hecho de que rijan directrices de inversión o restricciones de cliente diferentes.

Los índices no están gestionados y no incluyen gastos, comisiones o gastos de suscripción. No es posible invertir directamente en un índice. La propiedad intelectual de los índices que se mencionan en este documento (incluidas las marcas comerciales registradas) corresponde a sus concedentes de licencia. Los concedentes de licencia no patrocinan, respaldan, venden ni promocionan en modo alguno ningún producto basado en índices, por lo que no tendrán responsabilidad alguna a este respecto.

Este documento no es un producto del departamento de análisis de Morgan Stanley y no debe considerarse un documento de análisis o una recomendación basada en análisis.

La firma no ha autorizado a intermediarios financieros a utilizar y distribuir este documento salvo que su uso o su distribución sean conformes con las disposiciones legislativas y reglamentarias aplicables. Además, los intermediarios financieros deberán comprobar por sí mismos que la información recogida en este documento es adecuada para las personas destinatarias, teniendo en cuenta sus circunstancias y sus objetivos. La firma no será responsable del uso o el uso inapropiado de este documento por cualesquiera tales intermediarios financieros y declina toda responsabilidad al respecto.

Este documento podrá traducirse a otros idiomas. Cuando se haga tal traducción, la versión en inglés se considerará definitiva. En caso de discrepancias entre la versión en inglés y cualquier versión de este documento en otro idioma, prevalecerá la versión en inglés.

La totalidad o parte de este documento no puede ser reproducida, copiada, modificada, utilizada para crear un trabajo derivado, ejecutada, mostrada, publicada, cargada, objeto de licencia, enmarcada, distribuida o transmitida directa o indirectamente ni cualquiera de sus contenidos divulgados a terceros sin el consentimiento expreso por escrito de la firma. Este documento no puede ser objeto de enlace a menos que el hipervínculo sea para uso personal y no comercial. Toda la información que figura en este documento es propia y cuenta con la protección de la legislación sobre derechos de autor y demás leyes aplicables.

Morgan Stanley Investment Management es la división de gestión de activos de Morgan Stanley.

DISTRIBUCIÓN
Este documento se dirige exclusivamente a personas que residen en jurisdicciones donde la distribución o la disponibilidad de la información que aquí se recoge no vulneran las leyes o los reglamentos locales y solo se distribuirá entre estas personas.

MSIM, división de gestión de activos de Morgan Stanley (NYSE: MS), y sus filiales disponen de acuerdos a fin de comercializar los productos y servicios de cada compañía. Cada filial de MSIM está regulada según corresponda en la jurisdicción en la que opera. Las filiales de MSIM son: Eaton Vance Management (International) Limited, Eaton Vance Advisers International Ltd, Calvert Research and Management, Eaton Vance Management, Parametric Portfolio Associates LLC, Atlanta Capital Management LLC, Eaton Vance Management International (Asia) Pte. Ltd.

Este documento lo ha emitido una o más de las siguientes entidades:

EMEA:
Este documento se dirige únicamente a clientes profesionales/acreditados.

En la UE, los documentos de MSIM y Eaton Vance los emite MSIM Fund Management (Ireland) Limited (“FMIL”). FMIL está regulada por el Banco Central de Irlanda y está constituida en Irlanda como sociedad de responsabilidad limitada con el número de registro 616661 y tiene su domicilio social en The Observatory, 7-11 Sir John Rogerson's Quay, Dublín 2, D02 VC42 (Irlanda).

Fuera de la UE, los documentos de MSIM los emite Morgan Stanley Investment Management Limited (MSIM Ltd.), autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera. Inscrita en Inglaterra. Número de registro: 1981121. Domicilio social: 25 Cabot Square, Canary Wharf, Londres E14 4QA.

En Suiza, los documentos de MSIM los emite Morgan Stanley & Co. International plc, London (Zurich Branch). Autorizada y regulada por la Eidgenössische Finanzmarktaufsicht (“FINMA”). Domicilio social: Beethovenstraße 33, 8002 Zúrich (Suiza).

Fuera de Estados Unidos y la UE, los documentos de Eaton Vance los emite Eaton Vance Management (International) Limited (“EVMI”) 125 Old Broad Street, Londres EC2N 1AR (Reino Unido), que está autorizada y regulada en el Reino Unido por la Autoridad de Conducta Financiera.

Italia: MSIM FMIL (Milan Branch) (Sede Secondaria di Milano), Palazzo Serbelloni, Corso Venezia, 16 20121 Milán (Italia). Países Bajos: MSIM FMIL (Amsterdam Branch), Rembrandt Tower, 11th Floor, Amstelplein 1, 1096HA (Países Bajos). Francia: MSIM FMIL (Paris Branch), 61 rue de Monceau 75008 París (Francia). España: MSIM FMIL (Madrid Branch), Calle Serrano 55, 28006 Madrid (España).

ORIENTE MEDIO
Dubái:
 MSIM Ltd (Representative Office, Unit Precinct 3-7th Floor-Unit 701 and 702, Level 7, Gate Precinct Building 3, Dubai International Financial Centre, Dubái, 506501 (Emiratos Árabes Unidos). Teléfono: +97 (0)14 709 7158).

EVMI utiliza una organización externa en Oriente Medio, Wise Capital (Middle East) Limited ("Wise Capital"), para promover las capacidades de inversión de Eaton Vance entre los inversores institucionales. Por estos servicios, Wise Capital recibe una comisión basada en los activos a los que Eaton Vance brinda asesoramiento de inversión después de estas presentaciones.

Estados Unidos:
Una cuenta gestionada por separado podría no ser adecuada para todos los inversores. Las cuentas gestionadas por separado de acuerdo con la estrategia incluyen diversos títulos y no reproducirán necesariamente la rentabilidad de un índice. Antes de invertir, estudie minuciosamente los objetivos de inversión, los riesgos y las comisiones de la estrategia. Se requiere un nivel mínimo de activos. Para obtener información importante sobre los gestores de inversiones, consulte la parte 2 del formulario ADV.

Antes de invertir, estudie minuciosamente los objetivos de inversión, los riesgos, las comisiones y los gastos de los fondos. En los folletos, figuran esta y otra información sobre los fondos. Para obtener un ejemplar del folleto de los fondos de Morgan Stanley, descárguelo en morganstanley.com/im o llame al 1-800-548-7786. Lea el folleto detenidamente antes de invertir.

Morgan Stanley Distribution, Inc. interviene en calidad de distribuidor de los fondos de Morgan Stanley.

SIN SEGURO DE LA FDIC | SIN GARANTÍA BANCARIA | POSIBLES PÉRDIDAS DE VALOR | SIN LA GARANTÍA DE NINGUNA AGENCIA DEL GOBIERNO FEDERAL | NO ES UN DEPÓSITO

 

Esta es una comunicación con fines comerciales.

Es importante que los usuarios lean las Condiciones de uso antes de proceder, ya que explican ciertas restricciones legales y reglamentarias aplicables a la difusión de la información relativa a los productos de inversión de Morgan Stanley Investment Management.

Los servicios descritos en este sitio web pueden no estar disponibles en todas las jurisdicciones o para todas las personas. Para obtener más información, consulte nuestras Condiciones de uso.


Privacidad    •    Condiciones de uso

©  Morgan Stanley. Reservados todos los derechos.